Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Seguridad Social rechaza más solicitudes de las que aprueba del ingreso mínimo

Un total de 5.312 hogares cobran la prestación estatal, que se ha denegado a otros 8.659

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha rechazado más solicitudes de ingreso mínimo vital (IMV) en Asturias que las que han sido aprobadas. Así, de un total de 25.327 expedientes, 23.815 son válidos y de ellos se aprobaron 5.389, mientras que otros 8.659 han sido denegados y 1.823 están en fase de subsanación de errores.

La tramitación del ingreso mínimo vital se convirtió en un fiasco después de dar el visto bueno inicialmente a que el procedimiento se pudiera realizar a través de la Consejería de Derechos Sociales y, tras varios cambios, decidir a final de año que ese método no servía, lo que dejó fuera a 9.000 familias. Tras semanas de intensas negociaciones, el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social dio el visto bueno a que fuera el Principado el que validara las solicitudes y a reconocer la prestación con carácter retroactivo. Todas las familias pendientes de recibir el ingreso mínimo vital siguen cobrando el salario social básico hasta que puedan recibir la prestación estatal.

La Delegación del Gobierno en Asturias hizo públicos ayer los datos correspondientes al Principado, en el que 5.312 hogares reciben el ingreso mínimo vital, con un total de 13.954 personas, de las que 7.665 son adultos y 6.289 menores de edad. Según Delia Losa, delegada del Ejecutivo central en la región, estas cifras se traducen en que la prestación estatal “se ha convertido en un instrumento especialmente eficaz para combatir la pobreza infantil”. El importe medio de la prestación por hogar es de 531,44 euros, “unas cifras que revelan que ya es un pilar más de nuestro Estado del bienestar”, añadió Losa.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, señaló ayer en el Senado que, de los 873.000 expedientes tramitados en los últimos nueve meses, se han denegado más de 600.000, lo que supone un 68,7 por ciento, la mayoría de ellos por superar los niveles de renta.

Compartir el artículo

stats