DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Clases particulares para los olímpicos

Por primera vez, los mejores bachilleres son preparados para enfrentarse a la prueba nacional de matemáticas y sus “profes” son alumnos de Ciencias

En primera fila, por la izquierda, Samuel Castiello, Pablo Menéndez (segundo clasificado en la Olimpiada de este año), Juan Antonio Trobajo (primer clasificado) y Nicolás Botas (tercero). Detrás, el profesor Enrique Miranda, el decano José Manuel Noriega, Malena Domínguez (segunda clasificada el año pasado), Sergio Santos (ganador en 2020), Jorge Santos (tercero el pasado curso) y la profesora Antonia Salas, ayer tras la entrega de diplomas. | Miki López

En primera fila, por la izquierda, Samuel Castiello, Pablo Menéndez (segundo clasificado en la Olimpiada de este año), Juan Antonio Trobajo (primer clasificado) y Nicolás Botas (tercero). Detrás, el profesor Enrique Miranda, el decano José Manuel Noriega, Malena Domínguez (segunda clasificada el año pasado), Sergio Santos (ganador en 2020), Jorge Santos (tercero el pasado curso) y la profesora Antonia Salas, ayer tras la entrega de diplomas. | Miki López

Clases particulares para los olímpicos de Matemáticas. La Facultad de Ciencias ha creado un grupo de trabajo para preparar, por primera vez, a los alumnos asturianos que competirán el próximo mes de mayo en Elche con los mejores estudiantes del país. El objetivo es mejorar los resultados regionales en la prueba nacional. “En otras comunidades llevan años preparando a sus estudiantes, y no solo para la Olimpiada nacional, sino también para la fase autonómica. Empiezan a formarles ya en octubre. Queremos que al menos nuestros bachilleres compitan en igual de condiciones que el resto”, explica el profesor Enrique Miranda, uno de los “entrenadores”.

La peculiaridad de este grupo de trabajo es que no solo está formado por docentes –además de Miranda, está Daniel Sánchez Repullo, que imparte clases en un instituto de Avilés– sino también por alumnos. Jóvenes que hoy en día estudian en la Facultad de Ciencias y que participaron en Olimpiadas de Matemáticas pasadas. “Para nosotros es importante contar con su experiencia. Saben cómo razonar unos problemas que se salen del Bachillerato”, dice el ganador de la fase regional de este año, Juan Antonio Trobajo, ovetense de 17 años, que cursa segundo de Bachillerato en el colegio San Ignacio. El segundo clasificado fue Pablo Menéndez, de 16 años y de Trevías (Valdés), y el tercero, Nicolás Botas, de 18 años y alumnos del IES Aramo de Oviedo, que realizó precisamente ayer la Olimpiada de Física. Los tres recogieron de manos del decano de Ciencias, José Manuel Noriega, sus diplomas.

La responsable de la Olimpiada de Matemáticas en Asturias, la profesora del departamento de Estadística e Investigación Operativa y Didáctica de la Matemática Antonia Salas, asegura que los ejercicios a los que se enfrentan los estudiantes son “de pensar mucho” y “no son los típicos problemas del Bachillerato”. De hecho, agrega, “hay temas que no dan en el instituto, como la geometría” y siempre caen en el examen. Salas afirma que para sacar buena nota los chavales necesitan tener una “cabeza especial” y “prepararse bien”.

Y esto último es lo que pretende ahora reforzar la Facultad de Ciencias mediante un grupo de apoyo. “Para nosotros es un gusto ayudarles y que no lleguen tan verdes como nosotros a la fase nacional. Queremos darles otra visión de las matemáticas”, cuenta Malena Domínguez, segunda clasificada el año pasado en la prueba asturiana y estudiante de primero en el grado de Matemáticas. “Esto es otro mundo; no es solo llegar a una buena idea, sino saber explicarla”, apostilla Jorge Santos, tercer clasificado el pasado curso y alumno de Física y Matemáticas. Otros preparadores son Sergio Santos, que ganó la Olimpiada asturiana en 2020 y estudia Matemáticas, y Samuel Castiello, que quedó primero en 2016 y está en quinto de carrera de Física y Matemáticas.

Compartir el artículo

stats