Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los planes de vacunación pueden cambiar en Asturias si permiten la vacuna de AstraZeneca para personas de hasta 65 años

Salud resta miedos a AstraZeneca: “No es la vacuna con más efectos adversos”

La enfermera Cristina González prepara vacunas de Moderna en el autovac del HUCA.

La vacuna del covid-19 fabricada por Oxford y AstraZeneca está bajo una estricta vigilancia por parte de las autoridades sanitarias e, incluso, de los mismos ciudadanos. Sin embargo, no es la que más efectos adversos genera en Asturias, según precisó ayer el consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández Muñiz, quien aseguró que en la región no se ha detectado “ninguna relación causal con ningún caso grave” por la administración de ninguna de las tres vacunas contra el covid-19 que se están utilizando en España: Pfizer, Moderna y AstraZeneca.

El titular de Salud reiteró que el próximo miércoles se reanudará, en Asturias y en toda España, la vacunación con AstraZeneca tras dictaminar la Agencia Europea del Medicamento (EMA) que el fármaco es seguro y no tiene relación con los casos de tromboembolismo detectados en algunos países tras su inoculación.

Pablo Fernández indicó que “se está notificando todo aquello que los profesionales encuentran con las tres vacunas”. Según el Consejero, la de AstraZeneca “no es la que está dando notificaciones más frecuentes”. A su juicio, ha quedado constatado que “el balance riesgo-beneficio es claramente a favor del beneficio de esta vacuna”.

Pfizer, la más numerosa

La explicación del titular de Salud debe completarse con los datos de aplicación de vacunas en la región. Se han administrado 183.215 dosis. De ellas, solo 10.066 corresponden a AstraZeneca. Las más numerosas, con gran diferencia, son las de Pfizer (160.598), seguidas de las de Moderna (12.553).

Los conocedores de los entresijos de la campaña de vacunación del coronavirus prevén que, entre las decisiones que se adopten estos días, se acuerde elevar el límite de edad de aplicación de la vacuna de AstraZeneca. Hasta ahora, en España se administraba a personas de 18 a 55 años. Se baraja que el tope máximo se amplíe, al menos, hasta 65 años. Si esto sucediera, quedaría resuelto el problema de los profesionales sociosanitarios y de otras actividades esenciales mayores de 55 años, que no pueden acceder a la vacunación –por el momento– por tener 56 años o más y ven postergada su inmunización a un momento posterior aún no especificado. Incluso hay especialistas que hablan de una revisión más sustantiva de los planes de vacunación en todo el territorio nacional.

Tras el dictamen de la Agencia Europea del Medicamento, en adelante, desde la Consejería de Salud, “se advertirá a los vacunados que, si hay síntomas de efectos adversos compatibles, debe realizarse un diagnóstico médico”, indicó Pablo Fernández. El consejero destacó que Asturias ha registrado esta semana su máximo de vacunación, suministrando vacunas de Pfizer y Moderna.

La cifra diaria de contagios completa un mes en nivel estacionario

La curva pandémica en Asturias ni sube ni baja. Ayer, la Consejería de Salud notificó 136 nuevos casos de infección por coronavirus diagnosticados el jueves. Esta cifra prolonga una estabilidad numérica que comenzó ya hace aproximadamente un mes, y que por lo general solo se interrumpe –ligeramente a la baja– los fines de semana, en los que se realizan menos pruebas diagnósticas.

Desde el pasado 19 de febrero, el Principado se mueve entre un máximo de 163 infectados y un mínimo de 96. Los altibajos son continuos, pero siempre situados entre esos extremos.

La incertidumbre es máxima. La curva se ha estacionado en un nivel sustancialmente más elevado –casi el doble de casos– que en el pasado mes de diciembre, en el interregno entre la segunda ola y la tercera. Como nota positiva, no se han cumplido los negros vaticinios de quienes llevan dos o tres semanas anunciando el inicio de la cuarta ola. Lo mejor de esta situación es que cada día aumenta la cifra de asturianos mayores de 80 años que han recibido una dosis de la vacuna o la pauta completa.

Anteayer, en la región se realizaron 2.782 pruebas de diagnóstico, con una tasa de positividad del 6,29 por ciento. Con respecto a las hospitalizaciones, se registraron 22 ingresos en planta y 6 en unidades de cuidados intensivos (UCI). Asimismo, se registraron 21 altas hospitalarias. Actualmente, en Asturias hay 209 pacientes hospitalizados en planta con confirmación o sospecha de covid-19 y otras 88 personas en UCI. Esta última cifra es considerada preocupante ante la eventualidad de un inicio de la cuarta ola. 

El jueves falleció un hombre de 76 años a causa del covid-19.

Compartir el artículo

stats