Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los expertos auguran una subida de contagios de coronavirus en dos semanas en Asturias

La sanidad asturiana apura operaciones para estar lista

Un sanitario realiza una prueba PCR

La tregua de la pandemia de coronavirus se prolonga. Aunque el nivel de casos diarios en Asturias es superior al de las dos desescaladas anteriores –y ese dato es fuente de preocupación–, la cifra de ingresados en los hospitales de la región continúa descendiendo. Ayer era de 276: 193 pacientes en las plantas y 83 en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Como elemento de referencia, una semana antes había 20 más: 203 en planta y 93 en UCI. Este respiro ha llevado al Servicio de Salud del Principado (Sespa) a dar a los hospitales la orden de, a partir de mañana, lunes, echar más madera en el horno de la actividad quirúrgica con el objetivo de acortar todo lo posible las listas de espera, muy engrosadas en el último año a causa del proceso pandémico.

“La situación de las UCI nos permite incrementar la actividad quirúrgica y, además, los cirujanos están motivados para operar más”, explicó ayer a este periódico un gestor sanitario de la región. En la mayor parte de los hospitales ya hace unas semanas que están desarrollándose programas quirúrgicos especiales por las tardes, con un amplio despliegue de horas extraordinarias. Según ha podido saber LA_NUEVA_ESPAÑA, la indicación recibida por los gerentes es intensificar esta actividad todo lo posible en esta próxima semana. Es un secreto a voces que a lo sanitarios les preocupa la situación de numerosos pacientes cuyo estado ha ido deteriorándose con el paso de los meses y que, debido a la saturación de los hospitales, han visto sistemáticamente demoradas las intervenciones quirúrgicas que precisan.

El ritmo de los quirófanos está directamente relacionado con el nivel de ocupación de las UCI y de las unidades de reanimación posquirúrgica. En temporada alta de pandemia de covid-19, la ocupación es muy elevada. Baste decir que en la segunda ola llegó a haber en las área de críticos de Asturias 150 infectados de coronavirus (el pasado 18 de noviembre). En la tercera ola no se alcanzó un techo tan elevado: el máximo fue de 132 el 15 de febrero.

En el momento actual, como se ha reseñado, en las UCI hay 83 contagiados de covid-19. Es una cifra sensiblemente superior a la alcanzada en el interregno entre la segunda ola y la tercera, cuando el mínimo fue de 53 pacientes el 11 de enero. La cifra de ahora resulta preocupante si se piensa en una hipotética subida inmediata de la cuarta ola.

¿Se producirá esta subida? Entre los sanitarios y los epidemiólogos pocos dudan de que la cuarta ola pandémica llegará a Asturias. Eso es lo que parece estar iniciándose ya en otras comunidades autónomas españolas que, no obstante, por el momento están en niveles de contagios más bajos que Asturias. ¿Cuándo subirá?_Nadie lo sabe. Pero entre los especialistas consultados por este periódico la respuesta más frecuente es esta: “En dos o tres semanas”. Dicho de otro modo, justo después de la Semana Santa, un periodo vacacional que genera recelos por la dificultad de evitar actitudes de relax entre la ciudadanía.

Por eso, desde el sistema sanitario se quiere aprovechar esta próxima semana y la primera mitad de la siguiente para echar toda la carne en el asador de la capacidad quirúrgica. Sabiendo, no obstante, que la hipotética subida de la curva de contagiados tardaría unos días en reflejarse en los ingresos en las plantas, y unos días más en transformarse en presión sobre las UCI. 

Compartir el artículo

stats