El Gobierno del Principado ha celebrado esta mañana como una “muy buena noticia” la porción de “casi 108 millones de euros” que corresponde a Asturias en el reparto de la línea de 7.000 millones en ayudas directas a pymes y autónomos auspiciada por el Ejecutivo estatal. La consejera portavoz del Gobierno regional, Melania Álvarez, ha justificado su satisfacción aludiendo a la estimación previa que había hecho el Principado y que situaba su expectativa en el entorno de los cien millones de euros.

El anuncio de rebaja del impuesto de sucesiones en Castilla y León ha vuelto a obligar al Ejecutivo asturiano a defender su versión del tributo. “No estamos a favor de una carrera de rebajas fiscales indiscriminadas”, ha afirmado Melania Álvarez tras la reunión de esta mañana del Consejo de Gobierno. La consejera portavoz niega una vez más que “la mayoría de las herencias paguen más en Asturias” y ve necesario “romper con la idea de que las empresas se van a otras comunidades autónomas por la fiscalidad”. Según los datos del Gobierno, “el 99 por ciento de los legatarios en línea directa no tributan” en la región y sí pagan impuesto en Madrid. En Asturias, el tributo sobre las herencias llega “sólo al uno por ciento de las herencias y a apenas 200 contribuyentes al año”. Además, resalta, el número de empresas radicadas en Asturias estaba en continuo incremento antes de la pandemia y desde 2014 “porque la fiscalidad empresarial es básicamente la misma en todo el territorio nacional. El IVA y el Impuesto de Sucesiones son impuestos estatales”, remarca, antes de reseñar que el Gobierno del Principado reclama “una armonización y una normativa estatal” para el tributo que grava las herencias.