Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Por la noche no podemos andar por esta carretera, pasan a muchísima velocidad”, se quejan los vecinos de la zona del accidente de Tineo

“Cuando me acerqué ya tenían a la chica en el suelo, muerta”, narra uno de los vecinos que echó una mano en la noche del sábado para desviar el tráfico

Un vecino de La Millariega, en el lugar del siniestro. | Mara Villamuza

Un vecino de La Millariega, en el lugar del siniestro. | Mara Villamuza

El brutal accidente en Tineo que dejó una fallecida y siete heridos se produjo en un tramo en el que se han registrado otros siniestros en los últimos tiempos. “Entre La Curiscada y La Espina, pasan los coches y las motos que no se posan, no podemos salir a pasear por la carretera, porque no hay acera y pasan a muchísima velocidad”, se quejó una vecina. Otro residente remató: “De noche no se puede andar, te arriesgas a que te lleven por delante”. “Fue un accidente de autopista”, añadió.

Este mismo vecino echó una mano en la noche del sábado para desviar el tráfico, mientras los servicios de emergencias atendían a los heridos. “Cuando me acerqué ya tenían a la chica en el suelo, muerta”, explicó.

Los vecinos no se explican este accidente y otros que se han registrado en la zona salvo por el exceso de velocidad. Ayer mismo, solo unas horas después del accidente, podía contemplarse a numerosos motoristas, coches e incluso camiones a gran velocidad por este tramo, haciendo peligroso cualquier desplazamiento a pie a lo largo de la carretera.

Los vecinos solo piden que se respete la velocidad estipulada en este tramo y que se habilite una acera para poder caminar sin peligro.

“Es injusto, no se merecía morir así”

“Es injusto, no se merecía morir así. La quería todo el mundo, aún no podemos hacernos a la idea de que haya muerto”, aseguraban a primera hora de la tarde de este domingo María Isaura Feito y Eva María Pérez, madre y hermana de Lorena Pérez Feito, la vecina de Tineo, aunque natural de Muñás de Arriba, en Valdés, fallecida en el brutal accidente registrado en la noche de este sábado en La Millariega. Lorena Pérez, de 39 años, trabajaba en el estanco de la calle Mayor de Tineo, junto al Ayuntamiento, y era una persona muy querida, con muchos conocidos, a los que se ganaba con su carácter abierto y alegre, como admitió su madre en el tanatorio de Barcia, en Valdés, donde quedó instalada la capilla ardiente a primera hora de esta tarde, tras la autopsia practicada en el Instituto Anatómico Forense. Durante toda la tarde fueron numerosas las personas que acudieron al tanatorio de Funerarias del Occidente a presentar sus respetos a la familia.

Los restos de un brutal siniestro

La carretera de Tineo a La Espina (AS-216) aparecía ennegrecida por el combustible a la altura del accidente. También el prado al que fue despedido el Mercedes de la víctima mortal. Además, quedaron diversos objetos, como una zapatilla de deporte, vendas, restos de los vehículos...

Compartir el artículo

stats