Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las restricciones retraen hasta a los autocaravanistas en Asturias

Los cierres perimetrales y la imposibilidad de salir de la región reducen el alquiler de la única opción que permite pernoctar fuera

Autocaravanas aparcadas en la zona de El Rinconín, en Gijón. | Ángel González

Las duras restricciones en Asturias, el temor a que haya nuevos confinamientos municipales, como los de Siero y Langreo, el cierre de los campings y los escasos espacios destinados a las autocaravanas están ralentizando el alquiler de estos vehículos para los próximos días festivos, pese a ser la única manera en la que lo asturianos pueden pernoctar fuera del domicilio al continuar clausurados los alojamientos turísticos.

Las reservas llegan al cien por ciento solo en algunas empresas, mientras que otros negocios confían en que entre hoy y mañana se confirmen nuevas contrataciones e incluso puedan captar a clientes de última hora aún indecisos.

La Semana Santa es temporada alta en el sector de las autocaravanas y las furgonetas “camperizadas”, pensadas para recorrer cientos de kilómetros. El precio medio del alquiler de una autocaravana en las fechas clave de Semana Santa puede oscilar entre los 140 y los 170 euros al día, en función de las plazas. Es el mismo que hace un año, coinciden en señalar desde las distintas empresas consultadas, e “incluso” en algunas han aplicado “rebajas” al no poder viajar fuera del Principado.

“El problema es que a los clientes les resulta un precio abultado para no poder salir de Asturias, y al estar los campings cerrados, no está tampoco asegurada la pernoctación en los aparcamientos municipales, que además cada uno se rige por unas normas según el municipio al que pertenezca. Por eso muchos esperan a última hora”, explicaron desde una empresa de alquiler en el polígono de Granda.

“Hay mucha incertidumbre y temor a nuevas limitaciones”, notan empresarios del sector

decoration

Guzmán Rodríguez, gerente en Asturias de un negocio de ámbito nacional, señaló que en las comunidades uniprovinciales “hay menos alquileres al estar restringida la movilidad”, pero añadió que en el Principado “hay mucha incertidumbre y temor a que haya más cierres municipales y todo el mundo pregunta las condiciones de cancelación. Por eso es posible que algunas reservas pendientes se confirmen a última hora”.

El turismo en autocaravanas y furgonetas “camperizadas” está cogiendo auge en los últimos años. En Semana Santa de 2020 España estaba confinada, pero en abril ya prácticamente no quedaban vehículos para alquilar en el verano. “El verano del año pasado fue muy bueno, pero en realidad solo se ingresó el 30 por ciento, porque el resto del año se perdió. Y este año, de momento, ya perdemos la primavera y la Semana Santa será floja, aunque ya empieza a haber reservas para el verano”, añadió Rodríguez.

Toño Muslera, gerente de una empresa de autocaravanas en Oviedo, indicó que “los precios para estas fechas se mantienen e incluso han bajado un poco para adaptar las tarifas al no poder salir de Asturias”, pero admite que, en su caso, tiene “todos los vehículos alquilados”. También añade que se están incrementando las ventas y que “ya se están cogiendo pedidos de los que no podremos hacer entrega hasta septiembre”.

Alejandro Santos es socio de una empresa dedicada a la adaptación y acondicionamiento del interior de autocaravanas, furgonetas y vehículos en general. El vive la otra cara de la moneda. “Tenemos una lista de espera de hasta tres y cuatro meses, porque desde el verano pasado los pedidos se han incrementado hasta en un 300 por ciento”, aseguró. A lo que agrega: “El año pasado no pudimos coger vacaciones, y este año tampoco podremos”.

Según coinciden los profesionales del negocio de las autocaravanas, la clave está en “la libertad que dan estos vehículos para viajar y la seguridad de que puedes mantenerte en tu burbuja”.

Compartir el artículo

stats