Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Cuándo y dónde me tengo que poner la mascarilla en Asturias: así queda la normativa tras los cambios

La nueva ley apenas afecta a comunidades autónomas como la asturiana, muy restrictivas, pero plantea dudas en playas y en la actividad deportiva al aire libre

Un grupo de personas toma el sol con la mascarilla en la playa de Salinas, el verano pasado.

Un grupo de personas toma el sol con la mascarilla en la playa de Salinas, el verano pasado. MARA VILLAMUZA

La obligación de llevar mascarilla siempre, incluso manteniendo la distancia de seguridad de 1,5 metros en la vía pública y en espacios al aire libre, entró en vigor el miércoles en todo el Estado. El endurecimiento de la norma general apenas afecta a comunidades autónomas como la asturiana, muy restrictivas ya en ese aspecto, aunque plantea dudas sobre su aplicación en playas y en la actividad deportiva individual al aire libre.

En principio, con la nueva normativa, habrá que llevar mascarilla en la playa continuamente, también tomando el sol y durante el baño. “En el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre” y “en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible” no será exigible.

LO QUE DICE LA NUEVA LEY

1. Las personas de seis años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en los siguientes supuestos:

  • a) En la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público.
  • b) En los medios de transporte aéreo, marítimo, en autobús, o por ferrocarril, así como en los transportes públicos y privados complementarios de viajeros en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los vehículos de turismo no conviven en el mismo domicilio. En el caso de los pasajeros de buques y embarcaciones, no será necesario el uso de mascarillas cuando se encuentren dentro de su camarote.


2. La obligación contenida en el apartado anterior no será exigible para las personas que presenten algún tipo de enfermedad o dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de la mascarilla o que, por su situación de discapacidad o dependencia, no dispongan de autonomía para quitarse la mascarilla, o bien presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización. Tampoco será exigible en el caso de ejercicio de deporte individual al aire libre, ni en los supuestos de fuerza mayor o situación de necesidad o cuando, por la propia naturaleza de las actividades, el uso de la mascarilla resulte incompatible, con arreglo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.


3. La venta unitaria de mascarillas quirúrgicas que no estén empaquetadas individualmente solo se podrá realizar en las oficinas de farmacia garantizando unas condiciones de higiene adecuadas que salvaguarden la calidad del producto.

“Es una absoluta barbaridad”

El epidemiólogo y director de la Unidad de Investigación en Emergencias y Desastres de la Universidad de Oviedo, Pedro Arcos, considera “una absoluta barbaridad” la nueva normativa estatal. “Obligar a la gente a llevar una mascarilla en el monte, donde no hay nadie, es una auténtica barbaridad. ¿Si subes a Peña Ubiña solo tienes que llevar mascarilla? Eso no tiene justificación científica ninguna. Al aire libre, cuando no hay nadie alrededor, con una distancia de entre 1,8 o 2 metros de otra persona, no tiene ningún sentido, pensar que es útil es como pensar que la tierra es redonda”, argumenta.

“Las medidas en las emergencias de salud pública tienen que estar basadas en la evidencia científica, deben ser aplicables, aceptables y proporcionales al riesgo”, explica el epidemiólogo asturiano, y añade que “cuando se gestiona una epidemia se tiene que contar con la participación activa de la población, no se puede gestionar a la fuerza y con la población en contra”.

El Gobierno revisará la ley

Tres semanas después de que el PSOE introdujera una enmienda a la llamada ley de la ‘nueva normalidad’ en el Senado, para hacer obligatoria la mascarilla siempre, Sanidad y las comunidades autónomas han acordado revisar “técnicamente” la normativa, con el fin de aprobar unos “criterios de aplicación homogéneos, armonizados y actualizados”, según ha explicado este miércoles la ministra Carolina Darias, tras la reunión del pasado miércoles del Consejo Interterritorial de Salud.  

El Gobierno y las comunidades pactan revisar la ley que obliga a llevar mascarilla Agencia ATLAS

Y es que algunas autonomías, que permiten que el tapabocas no se use en las playas, han mostrado su rechazo a una ley que ha entrado en vigor este miércoles pero que emana del real decreto de nueva normalidad aprobado el pasado junio, durante la desescalada. Si bien, la norma inicial no incluía la obligatoriedad de usar la mascarilla siempre, sino que este precepto se introdujo debido a una enmienda presentada del PSOE y que argumenta que “con la evidencia reciente sobre la transmisión por aerosoles, el uso de mascarillas no puede quedar supeditado a no poder garantizar la distancia de 1,5 metros”.

Si bien, el endurecimiento de la norma ha sido rechazado por Baleares, Andalucía o Canarias, al tiempo que algunos médicos han advertido de es un “poco exagerado” que haya que llevar tapabocas si hay distancia de seguridad en espacios al aire libre. A su vez, la Organización de Consumidores OCU ha considerado “contraproducente” reforzar la obligatoriedad en situaciones en las que “no resulta necesario” porque “el cansancio psicológico puede derivar en que dejen de respetarse las medidas prioritarias”.

Compartir el artículo

stats