Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cazadores se alzan contra el Principado y amenazan con dejar sin gestión 28 cotos

“Cada vez nos hacen pagar más y somos menos socios”, se quejan | Si hay plantón, la fauna del 30% del territorio regional quedaría sin controlar

Un cazador con sus perros, en un imagen de archivo.

Un cazador con sus perros, en un imagen de archivo.

Rebelión en la caza. Las sociedades de cazadores podrían plantarse ante el Principado y dejar sin gestión este año 28 cotos de los 58 totales. Sus representantes aseguran que los ánimos están “muy calientes”: “Cada vez tenemos que asumir más gastos y somos menos socios”. En la actualidad, en la región se expenden menos de 11.000 licencias, que quedan muy lejos de las 31.000 que había en los años 80. En el noroccidente, los cazadores ya advirtieron esta semana que abandonarán doce cotos si la Administración autonómica no arrima el hombro. Los responsables de otros trece cotos, cuya concesión caduca este año y hay que renovarla, amenazan con ir detrás. El lunes se reúnen para tomar una decisión. Con ello, Asturias se juega mucho: 318.107 hectáreas –casi el 30% del territorio regional– podrían quedarse sin caza, multiplicándose así la plaga del jabalí.

“Queremos un pliego de condiciones de las concesiones de cotos más liviano. Porque hoy en día, con menos socios, es imposible de afrontar”, asegura Fernando González Aparicio, secretario de la Fundación para el Manejo, Desarrollo y Conservación de la Vida Silvestre y su Hábitat (Fadovisa) y presidente de la asociación cinegética que gestiona el coto de Sierra de Pulide-Nalón. Aparicio se queja de que el Principado cada vez recorta más las subvenciones a las sociedades. Por ejemplo, “el año pasado nos dio 27.000 euros frente a los 7 u 8 millones que ponemos las sociedades”. El problema es que esa gran suma de dinero sale de los socios y el número de cazadores va a menos, debido a la falta de relevo generacional. La edad media se sitúa hoy en los 55 años; solo el 20% del colectivo tiene menos de 40 años.

En Asturias hay 58 cotos regionales, mientras que sociedades de caza son 52, porque hay tres cotos que son gestionados por la Administración y existen tres asociaciones que explotan otros dos. La duración de la concesión de un coto es de diez años; pasado ese tiempo, las sociedades deben renovarla. En este 2021 caduca la adjudicación de 28 cotos, a los que el año que viene se sumarán 9 más. De esos 28, actualmente 12 están gestionados por sociedades del Noroccidente, que ya han manifestado su intención de no continuar. Suman un total de 99.585 hectáreas, que se reparten entre Grandas de Salime, Boal, San Martín, Santa Eulalia y Villanueva de Oscos, Illano, Pesoz, Viyallón, Taramundi, San Tirso de Abres, Coaña, El Franco y Tapia de Casariego. A ellos hay que sumar 13 cotos correspondientes a las zonas central, oriental y centro-occidental, las cuales suponen una superficie aún mayor, de 197.218 hectáreas. Son los cotos de Las Regueras, Salas, Belmonte de Miranda, Siero- Noreña, Cudillero, Cabrales, Nava, Onís, Colunga, Cangas de Onís, Ribadesella, Cangas del Narcea y Grado. Y sus cazadores podrían declararse también en rebeldía. Los 3 cotos restantes (21.304 hectáreas) son gestionados directamente por la Administración.

¿Por qué hay enfado entre las sociedades? Porque no gusta el nuevo pliego de condiciones, aún en fase de borrador, que ha elaborado la consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial para las concesiones de cotos. Por ejemplo, se quejan de que tendrán que contratar a más guardias y hacerse cargo de la retirada de fauna cinegética herida o muerta en su territorio. “¿Cómo vamos a recoger un animal de una autovía si no tenemos medios para ello?”, protestan.

LAS CLAVES PARA ENTENDER LA POLÉMICA

Empieza la temporada de caza. Comenzó este jueves con la modalidad de rececho de corzo, rebeco, venado y jabalí. Hay enfado en las sociedades porque el Principado ha autorizado la caza sin que la resolución esté publicada en el Bopa, como debería hacerse. La Consejería argumenta que es legal, que está avisado el Seprona y que el retraso de su paso por el Boletín Oficial del Principado de Asturias se debe a la pandemia.

Caduca la concesión de cotos. En concreto, caduca en 28 de los 58 que hay en total en la región. Lo que representa 318.107 hectáreas. Las sociedades del Noroccidente, que gestionan en la actualidad 12 de ellos, ya han manifestado su intención de no renovar la adjudicación. El pliego de condiciones, aún en fase de borrador, que ha elaborado la Administración les parece demasiado exigente, teniendo en cuenta que el colectivo está pasando por su peor momento, con menos cazadores que nunca.

Las licencias caen en picado. Hay menos de 11.000 frente a las 31.000 que había en los años 80 del siglo pasado. La edad media de los cazadores es de 55 años. Solo el 20% tiene menos de 40 años; con 56 hay el triple.

Compartir el artículo

stats