Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Rural promete que “flexibilizará” las condiciones para gestionar cotos de caza

El Principado eliminará la exigencia de contar con cien socios, pero los cazadores no se conforman: “Queremos cesiones más cortas y que asuman daños”

Cazadores durante una batida. | LNE

Cazadores durante una batida. | LNE

El Principado “flexibilizará” las condiciones que pone a las sociedades de cazadores para renovar la gestión este año de 28 cotos y eliminará uno de los puntos más conflictos: la exigencia de tener más de cien socios. Fuentes de la consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial aseguraron ayer a LA NUEVA ESPAÑA que ya están trabajando en la modificación del reglamento de caza para incluir la petición que hacen, fundamentalmente, las cuadrillas del noroccidente, con un menor número de licencias. Los cazadores, sin embargo, dicen que se lo creerán cuando lo vean plasmado en el papel y advierten que modificar un decreto “no se hace de la noche a la mañana”. “Y ya vamos con cinco o seis meses de retraso para renovar las concesiones”, agregan.

Este año caducan las adjudicaciones de 28 cotos –318.107 hectáreas– de los 58 que hay en total en Asturias. Las sociedades responsables hasta ahora de la gestión de 13 de ellos en el Noroccidente ya han manifestado su intención de no continuar y el resto amenaza también con plantarse si las condiciones no son “más livianas”. “Todos queremos renovar y cazar, pero el Principado no nos deja”, dice Daniel Valledor, secretario de la sociedad “El Tejón”, de Pesoz. El caso de este concejo es especialmente sangrante, pues con menos de 180 habitantes, la Administración le exigía –como al resto de sociedades– un mínimo de cien socios. La modificación que prepara la consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial atenderá, según avanzan, a la situación sociodemográfica de cada municipio.

“Mandaron un primer pliego de condiciones en el que incluían la exigencia de cien socios. Y luego mandaron otro en el que la eliminaban. Pero eso no nos vale. Tiene que cambiarse también el artículo del reglamento”, avisa Valledor. Y eso, agrega Laureano Fernández, presidente de la sociedad de cazadores de El Franco, “no se hace de la noche a la mañana”. Así que de momento no aceptarán las condiciones del Principado. Entre otras razones, porque hay muchos más aspectos con los que están en desacuerdo. “Nos obligan a estar diez años con la concesión sin saber si nos va a ir bien o mal. Es demasiado tiempo”, dice Laureano Fernández, quien asegura que todas las sociedades “quieren renovar, pero con buenas condiciones”. Y las actuales, insisten, no lo son: “No se hacen a la idea del daño que se ocasionaría si nosotros no estamos”.

“O eliminan la exigencia de tener como mínimo cien socios o gran parte de los cotos tienen su sentencia de muerte”, opina Roberto López, secretario de la asociación de cazadores “Los Pinares”, que gestiona el coto de Cudillero. López subraya que las sociedades son “asociaciones sin ánimo de lucro” y, sin embargo, la Administración las trata “como empresas”. “Nosotros hace dos años entramos en pérdidas. Y la única solución es subir la cuota de los socios. Pero esto es la pescadilla que se muerde la cola: muchos se van porque precisamente subes los precios”, lamenta. Y a ello hay que sumar que el año pasado los cazadores no vieron “ni un euro” del Principado.

La sociedad de cazadores “La Perdiz” de Llanera no tiene problema de socios –en la actualidad, 294, porque el coto está en el centro de la región– pero sí de daños. “Aquí estamos rodeados de carreteras, de autovías... El año pasado tuvimos que pagar 20.000 euros en daños, y 30.000 el anterior. Los daños nos hunden. El Principado debería asumir una parte porque al final ese dinero repercute en los socios”, manifiesta el presidente Carlos Cuervo. En Asturias, según comentan los aficionados, “todo es pagar”. Daniel Valledor hace la comparativa con Galicia: “El coto de Pesoz es uno de los más baratos con 200 euros anuales por socio. Pues en Negueira de Muñiz (Lugo) cuesta 40 euros. La Xunta no exige tanto”.

Según detallan fuentes de la consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, los pliegos de condiciones para la explotación de los cotos “no se modifican desde hace años”. Y tras “escuchar a varias sociedades, al Consejo de la Caza y a varios alcaldes, propondrá un borrador del pliego que flexibilizará las condiciones y ponderará la puntuación de otra forma, potenciando aspectos como el arraigo o la experiencia (los cotos locales y la trayectoria en gestión) y minimizará otros como el número de socios”. Para paliar la situación económica de los cotos, Medio Rural “aumentará sensiblemente la subvención que destina a su mantenimiento y en breve sacará la resolución de ayudas”.

El PP ve “inconcebible” que la temporada haya empezado sin publicarse el decreto en el Bopa

El grupo parlamentario del PP en la Junta General del Principado denunció ayer que el Gobierno autonómico “va tarde” en la apertura de la temporada de caza y urgió la publicación del decreto de vedas en el Bopa. Los recechos empezaron el pasado jueves, día 1 de abril, sin que el decreto saliese en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, como advirtieron los cazadores. Fuentes de la consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial explicaron que el retraso se debía a la pandemia y que la resolución tenía aplicación inmediata con la firma del consejero. “Es inconcebible que, en algo tan repetitivo año tras año y en la misma fecha, la Administración no llegue a tiempo. La misma administración que exige a los demás plazos estrictos e improrrogables es incapaz de cumplir por su parte”, criticó el portavoz de Agroganadería, Javier Brea. “Este retraso demuestra una dejadez absoluta y supone una falta de respeto al ciudadano”, agregó. Asimismo, el popular censuró que el Gobierno siga sin atender las demandas de los pescadores para abrir la temporada de pesca del salmón el 1 de abril.

Compartir el artículo

stats