Un sector del profesorado interino asturiano irá a la huelga dentro de una semana (el miércoles 14 de abril) para reclamar a Educación dos cosas: el aplazamiento de las oposiciones de Secundaria y la negociación de un nuevo acuerdo para los docentes con contratos temporales. La huelga fue convocada ayer por los sindicatos SUATEA y SINTTA, que consideran que celebrar el próximo mes de junio un proceso selectivo con cerca de 7.000 aspirantes supone una “temeridad”. Sus representantes urgen, por otro lado, a la Consejería a abrir un nuevo acuerdo de interinos, pues el actual, de 2014, “genera a todas luces una discriminación flagrante con respecto a otras comunidades de nuestro entorno”.

Actualmente, en Asturias hay casi 4.500 interinos en la escuela pública, que representan un 35% sobre el total. Casi 7.000 –en concreto, 6.739– pelearán en junio por 745 plazas de Secundaria y Formación Profesional (FP). La consejería de Educación remotó este año las oposiciones, tras aplazarse en 2020 como consecuencia de la crisis del coronavirus. Sin embargo, SUATEA y SINTTA se oponen a los planes del Principado. “Los profesores sufren desde inicio de curso una sobrecarga de trabajo, debido principalmente a la semipresencialidad y a la readaptación de la labor docente a unas condiciones nuevas. Todo ello en medio del estrés y ansiedad que supone el temor a los contagios”, argumentaron ayer en una rueda de prensa telemática Antonio Navarro y Fernando Fanjul por parte de SINTTA y Laura Conde y Tino Brugos por la de SUATEA.

“En el caso del profesorado interino –continuaron– esta ansiedad se incrementa ante la amenaza de unos proceso selectivo en el que se juegan sus puestos de trabajo. Porque si algo caracteriza al momento actual es la imprevisibilidad”. En su opinión, mantener un macroexamen, “con el riesgo de que finalmente se suspenda, supondría que todo el tiempo y esfuerzo empleado en su preparación caerían en saco roto”. Además, dijeron, desde el punto de vista organizativo, las oposociones generarán “un auténtico caos” en los centros porque el calendario lectivo se alarga este año hasta el 30 de junio.

La otra razón por la que los dos sindicatos llaman a salir a la calle es la negociación de un nuevo acuerdo de interinos. Por este mismo motivo ya se manifestó el mes pasado CC OO. Según comentan, el acuerdo en vigor, “suscrito por ANPE y UGT, lejos de aportar una cierta estabilidad a los interinos valorando preferentemente la experiencia (así sucede en Andalucía, País Vasco, Valencia, Galicia, Cataluña, Baleares y Cantabria), se apuesta por establecer otros criterios, sobrevalorando la nota obtenida en los procesos selectivos”, criticaron. Por si fuera poco el acuerdo “no se ajusta ni de lejos a las pretensiones de la directiva europea y las sentencias del TJUE, pues puede ocurrir que muchas personas que han estado trabajando en abuso de temporalidad durante años o décadas pierdan su empleo”, concluyeron.