Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Terrazas hasta las diez de la noche y aumento de la ocupación en las mesas: los "alivios" a la hostelería que el Principado tiene sobre la mesa

Las medidas irán en consonancia con el retraso del toque de queda | Los hosteleros podrían así dar cenas

Asturias, la única comunidad que suaviza las restricciones vigentes Agencia ATLAS

El próximo sábado. Ese es el día en el que la consejería de Salud del Gobierno del Principado de Asturias tiene previsto que entre en vigor la nueva regulación que permitirá aliviar, al menos en parte, las restricciones que están vigentes en Asturias para frenar la expansión del coronavirus. El gobierno regional acepta las propuestas que habían hecho los empresarios en una reunión que el presidente de la FADE, Belarmino Feito, mantuvo esta mañana con Adrián Barbón: el toque de queda quedará establecido hasta las once de la noche y se flexibilizará la actividad hostelera. ¿Qué es lo nuevo que se va a permitir? Hay cosas que están claras como que la limitación de la movilidad quede establecida a partir de las once de la noche, dando una hora más de margen a la población. Lo de los bares está en estudio.

Barbón habló esta mañana de la necesidad de aumentar el uso que se hace de las terrazas. Llega el buen tiempo y hay que sacarle partido. En este sentido el Principado tiene sobre la mesa la posibilidad de aumentar de cuatro a seis el número de personas no convivientes que pueden estar en una misma mesa en un establecimiento de hostelería al aire libre. También sopesa que los bares puedan abrir hasta las diez de la noche (ahora sólo pueden abrir hasta las ocho de la tarde y el último cliente lo reciben a las 19:30 horas). Eso sí: puede que esas dos últimas horas sean sólo para tomar algo al aire libre. También se van a ver beneficiados los hoteles que van a poder volver a abrir sus puertas aunque sea (al menos hasta que en mayo decaiga el estado de alarma) solo para visitantes asturianos.

Asturias relaja las medidas

Toque de queda

El toque de queda se amplía una hora, de 23.00 a 6.00 horas.

Ampliación horarios hostelería

Ajuste del horario de apertura de los bares y establecimientos hosteleros -con más tiempo de atención al público- al menos en lo que respecta a la ocupación de mesas y espacios en el exterior.

Reapertura de los establecimientos turísticos

Reapertura de los establecimientos turísticos.

En el Parlamento, Barbón ha vinculado el inicio de la desescalada con el cambio horario y de estación. "Estamos en una situación de cambio de tiempo lógica", ha recalcado el presidente autonómico, que ha atribuido las nuevas medidas "al fruto de la reflexión y el análisis de los epidemiólogos" y con el objetivo de "adaptarnos" a esta nueva fase, en el que coincide el final del estado de alarma con la esperada cuarta ola de la pandemia.

La Consejería de Salud tiene previsto concretar la fecha y el alcance de estos cambios mañana, una vez, según dijo Barbón, "superada la Semana Santa en la que para nosotros era un reto tratar de evitar la mayor movilidad y teniendo en cuenta que entramos en la última fase del estado de alarma, antes del 9 de mayo". El presidente del Principado apostó en el ámbito de la hostelería por "promover la importancia del uso de las terrazas como forma de reducir o minimizar los riesgos de contagio".

Así serán las nuevas restricciones que entrarán en vigor en Asturias

El inicio de las actividades y competiciones del deporte base, suspendidas desde el estallido de la pandemia, en marzo del año pasado, es otro de los escenarios que se contempla en el Principado para el inicio de esta desescalada.

La medida también acepta las peticiones de algunos empresarios de la hostelería. “La Semana Santa podía suponer el 10 o 15 por ciento de lo que ganábamos al año. En esta ocasión no la hemos notado, ha sido poco más que un fin de semana, gracias a tener algún día más. Pero sin cenas da igual que sea fiesta. Para ir para arriba necesitamos que nos amplíen los horarios de apertura”. Tomás Borge, de La Fueya de Tomás, reflejaba así hace días el sentimiento de los hosteleros de Gijón, en línea con el mostrado por la patronal, Otea, en este periódico, tras una Semana Santa en la que el tiempo dio una tregua, tras el anuncio de lluvias para todo el puente festivo, pero que no les ha servido para remontar dentro de la crisis que atraviesa el sector. Los propietarios de los establecimientos hosteleros de la ciudad ( y de toda Asturias por extensión) demandaban entonces un alivio en las medidas restrictivas para los próximos meses, en especial con la visita puesta en el verano, para que les permitan ampliar los horarios de apertura y poder despachar cenas. También les gustaría poder disponer de más de cuatro comensales por mesa.

“Ha sido un desastre más”, lamentaba Emilio Rubio, del restaurante La Montera Picona. “Con las restricciones, no se ha notado la Semana Santa. Lo único, que hubo algo más de movimiento fue el viernes al estar todo cerrado”, resaltó. En su caso, junto a los horarios, también achacó el escaso impacto del periodo festivo por la ausencia de turistas y cambios en los hábitos. “Al final la gente se queda en Gijón, pero le gusta más salir a pasear que consumir”, indicó antes de pedir que se les permita abrir más horas: “Necesitamos poder servir cenas. Ahora no podemos poner ninguna consumición más allá de las siete y media. Con los días más largos apetecería más consumir”.

Casualidades

Vicente Montes

A veces ocurren esas carambolas casuales que hacen creer que hay un gran hacedor que maneja los resortes del universo. Fíjense. 

Qué casualidad, que el presidente de la FADE, Belarmino Feito, y el consejero de Salud, Pablo Fernández, madrugasen tanto hoy para reunirse a las 8.15 de la mañana, después de que la tarde misma de ayer solicitase Feito una cita con el Presidente Barbón a la vista del anuncio de Sánchez de que no habría prórroga del estado de alarma en mayo. 

Qué casualidad que esa cita urgente del consejero de Salud se celebrase con el presidente de FADE y no, pongamos por caso, de Otea, patronal de la hostelería y turismo de Asturias. 

Qué casualidad que la cita fuese tan temprano, horas antes de que Barbón acudiese al parlamento a responder a las preguntas de los grupos parlamentarios. 

Qué casualidad que justamente Vox hubiese hecho hace días una pregunta sobre las restricciones, ya saben, esa “extrema derecha” con la que Barbón tiene tantas “diferencias abismales” pero que, casualmente, le sirve al Presidente de recurso argumental para lanzar reproches al PP. 

Qué casualidad que en esa pregunta Barbón hiciese el anuncio del día, dejando en segundo plano el resto de cuestiones. 

Qué casualidad que la relajación de medidas coincidiese con las peticiones planteadas por FADE horas antes en aquella reunión tan sorpresiva y madrugadora.

Lo dicho: hay carambolas tan minuciosas que cualquiera creería, seguro erróneamente, que obedecen a un plan.

Compartir el artículo

stats