La presidenta del PP y portavoz del principal partido de la oposición, Teresa Mallada, reprochó al Gobierno autonómico su “balance muy pobre” en la iniciativa legislativa desde el inicio de su mandato, en el verano de 2019, en el turno de preguntas al Presidente de esta mañana en la Junta General, en el que la portavoz de IU, Ángela Vallina, dedicó la suya a realizar una denuncia de las valoraciones realizadas recientemente por el Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, sobre la gestión de la pandemia por parte de algunos políticos.

Teresa Mallada acompañó su crítica con datos. De las once leyes que el Gobierno socialista tenía previsto llevar a la Cámara en 2020 “solamente trajo tres, es un balance muy pobre”, lamentó la presidenta de los populares asturianos, quien afirmó que “el esfuerzo no se encuentra en el ADN de su Gobierno, pese a que al inicio de la legislatura reforzó su estructura, que cuesta un millón de euros más”.

La diputada del PP acusó al Ejecutivo autonómico de practicar la estrategia “del perro del hortelano, que ni come ni deja comer” ya que ha rechazado las seis propuestas legislativas llevadas a la Cámara por su grupo, entre las que había una sobre la reforma de la Función Pública y otras sobre Puertos, la reforma de la ITV o una ley de Mecenazgo. Mallada acabó pidiendo a Barbón que “no peque de soberbia porque torres más altas han caído” tras afearle que no haya atendido su petición de reunión para abordar el problema de los pesqueros asturianos “y me haya remitido al Consejero”.

Barbón aseguró que Mallada no le ha pedido una entrevista desde que accedió a la presidencia del Partido Popular, extremo que negó desde su escaño la presidenta del primer partido de la oposición, y argumentó que ante una cuestión sectorial, como la pesca, “el interlocutor siempre es el consejero de cada área”. El presidente del Principado indicó que el PSOE “no está obligado a votar a favor de las proposiciones de ley que lleve el PP” y matizó que si esas propuestas no salieron adelante fue por no contar con el apoyo del resto de partidos.

Que no hay química alguna entre Barbón y Mallada es un secreto a voces, del que hoy hubo una nueva prueba en el parlamento regional cunando el presidente recomendó a la dirigente popular: “Téngase respeto a usted misma”. “¿No le lleva a reflexionar que igual es usted la que va en la dirección equivocada?”, replicó Barbón, que volvió a insistir en que la dirigente del PP “está siempre mirando de reojo a Vox y le aconsejó que “no regale el espacio de centro derecha a un partido que es la extrema derecha”.

“Machismo o misoginia”

Mallada, molesta con la respuesta de Barbón, afirmó posteriormente: “El presidente Barbón eleva con cada Pleno el tono despectivo de sus declaraciones hacia mi persona. Ante la falta de argumentos, opta por la soberbia y el insulto. Hay quien le acusaría de machismo o misoginia. En cualquier caso, es impropio de un presidente”.

Sobre las valoraciones críticas del Arzobispo de Oviedo acerca de la gestión de algunos políticos en la pandemia, Barbón contestó a la pregunta de IU: “No me he sentido aludido, ni tampoco el Gobierno de Asturias”.