DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El vía crucis de los juzgados: 20 minutos en arrancar el ordenador

Los equipos informáticos obsoletos generan problemas a diario a la plantilla, como retrasos al cargar las aplicaciones

Cuatro pantallazos de ordenadores de los juzgados asturianos colgados por no poder descargar las aplicaciones de uso habitual.

Cuatro pantallazos de ordenadores de los juzgados asturianos colgados por no poder descargar las aplicaciones de uso habitual.

Los equipos obsoletos de las oficinas y los juzgados de Asturias provocan problemas que se repiten a diario y convierten en un vía crucis la jornada laboral, con interrupciones constantes. Ordenadores que tardan 20 minutos en arrancar y aplicaciones nuevas o herramientas informáticas que aumentan la lentitud del sistema son el “pan nuestro de cada día” para los más de 1.200 trabajadores de la administración de justicia, según denunció ayer el sindicato CC OO.

“Llevamos años avisando y denunciando que para afrontar la digitalización de la administración de Justicia en Asturias no valen parches, sino una correcta planificación y una financiación adecuada. Estamos a la cola tecnológica del conjunto de las administraciones públicas”, denunció Daniel Alonso, delegado de Prevención en el sector de justicia de CC OO.

“Es una queja generalizada. El sistema se cae de manera permanente y genera gran estrés en el personal”, abundó Cristina Esteban, del sindicato CSIF, quien señala los equipos informáticos obsoletos existentes en los juzgados como causa de esta situación. “La mayoría de los ordenadores son del año 2009, se han quedado viejos y generan problemas en cuanto los cargas con aplicaciones nuevas”, afirmó Esteban, quien aportó una realidad que la plantilla pudo constatar durante la pandemia.

“La gente que teletrabajó con su ordenador personal comprobó que tenía muchos menos problemas que cuando lo hacía en las oficinas del juzgado, con la terminal de su puesto habitual”, añadió la delegada de CSIF.

“Hay muchos equipos informáticos obsoletos que desde hace unos meses tardan en ponerse en funcionamiento unos veinte minutos. Cada vez que se introduce una nueva aplicación aumenta la lentitud del sistema, como ha pasado ahora con el expediente digital en la Fiscalía de Asturias”, aseguró Daniel Alonso, quien destacó que, para la implantación de esta última herramienta, “se impartió formación al personal de la Fiscalía pero no al del resto de órganos judiciales, que también tienen que utilizar dicho sistema, lo cual genera continuas disfunciones”.

Los representantes sindicales sostienen que el trabajo se duplica y el papel, lejos de utilizarse cada vez menos como pretende el Principado desde hace años, “se sigue escaneando e imprimiendo sin parar”. En suma, situaciones que “nos abocan en Asturias a una justicia cada vez más lenta”, concluyó Daniel Alonso.

Compartir el artículo

stats