Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias llega al 10% de la población inmunizada en plena polémica sobre la vacuna de Janssen

El Principado esperaba una remesa de 3.100 dosis del tratamiento de un solo pinchazo, pero aun así confía en aplicar 60.000 inyecciones esta semana

Vacunación en Asturias.

Vacunación en Asturias.

Asturias sigue adelante con su buen ritmo de vacunación. Hoy mismo, la región ha conseguido que el 10% de la población esté inmunizada contra el covid con las dos dosis. Según los últimos datos hechos públicos por Salud, 216.862 personas, el 21,29% de la población asturiana, ha recibido ya al menos una dosis de la vacuna contra el covid desde el inicio de la campaña, el pasado 27 de diciembre. Además, a 102.420 se les ha administrado la pauta completa, lo que implica que la inmunización alcanza al 10,05% de los habitantes de la región. Si descartamos a los menores del 16 años, el porcentaje de vacunación con la pauta completa llega al 11.36% de la población.

Por edades, el 77,44% de los mayores de 90 años ha recibido ya los dos pinchazos, por lo que casi 8 de cada 10 están inmunizados, mientras que al 95,54% de las personas en ese rango de edad se les ha administrado al menos una dosis. Además, el Sespa ha vacunado al 90,53% de la población de 80 a 89 años y el 9,13% de este grupo tiene ya la pauta completa. El siguiente rango etario con un mayor porcentaje de inmunizados es el de las personas de 50 a 59 años, con un 8,76%.

Por "marcas", algo que preocupa mucho a la ciudadanía tras los problemas con AstraZeneca, del total de vacunas inoculadas en Asturias hasta la fecha, 257.753 son de la farmacéutica Pfizer-Biontech, 3.610 de AstraZeneca y 21.923 de Moderna.

El Presidente del Principado, Adrián Barbón, ha querido destacar tras llegar al 10% de inmunizados en la región que "la salud pública es el camino para la reanimación económica". "Cada día que ganamos tiempo al coronavirus, avanzamos en la vacunación y salvamos vidas", ha escrito Barbón en las redes sociales.

Se retrasa la vacuna de Janssen

La vacuna del coronavirus más anhelada, la que consta de una sola dosis, se hará esperar. La causa, una vez más, es la sospecha de efectos adversos graves. En este caso, no del tratamiento del laboratorio AstraZeneca, sino de la vacuna de Janssen, que iba a llegar a España hoy mismo. En ambos casos se trata de trombosis cerebrales de características muy similares.

Asturias tenía comprometida con el Ministerio de Sanidad una primera remesa de 3.100 dosis que iba a ser destinada a personas de edades comprendidas entre 70 y 79 años. Así y todo, en la Consejería de Salud del Principado se seguía aspirando anoche a mejorar la marca de la semana pasada, establecida en 51.066 dosis aplicadas, y en llegar a las 60.000 en la semana en curso. Ayer se alcanzó la cifra de 100.000 asturianos con la pauta vacunal completa (las dos dosis de Pfizer, la mayoría, o de Moderna).

El Ministerio comunicó en la tarde de ayer a las comunidades autónomas que hoy no recibirán las 300.000 dosis de la vacuna de Janssen, después de la decisión de la farmacéutica de posponer la entrega de su suero en Europa.

La decisión fue adoptada por la propia compañía tras la suspensión cautelar en Estados Unidos ordenada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) del país norteamericano, ante la aparición de seis casos de un tipo de coágulo sanguíneo “raro y grave”. Las afectadas por trombosis cerebral son seis mujeres, una de las cuales ha muerto y otra se encuentra en estado grave.

Antes de que se conociera esta comunicación del Ministerio a las autonomías, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había dicho en el Senado que el Gobierno estaba “a la espera de lo que diga la FDA”. Y previamente, durante su comparecencia tras el Consejo de Ministros, Sánchez había puesto en valor los sistemas de control para certificar la seguridad de las vacunas y había señalado que el hecho de que se produzcan “este tipo de parones” demuestra las garantías del propio proceso.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, también se había pronunciado en el Senado minutos antes de que se conociera que las comunidades no recibirían las dosis de la vacuna, que es la cuarta autorizada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y de la que España espera contar con 5,5 millones de dosis entre abril y junio.

Vacunas de Janssen de una sola dosis. | E. P.

“Estamos expectantes, pero en todo caso la EMA está en contacto permanente con la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios), y nosotros estamos preparados para recibir el material para seguir maximizando los beneficios de esta vacuna”, indicó la titular de Sanidad al ser preguntada sobre el futuro del suero de la compañía Johnson&Johnson (J&J).

Está por ver cómo afectará esta decisión al proceso de vacunación en España, una situación que será abordada a las 16.00 horas de hoy por la ministra y los consejeros autonómicos de Sanidad en una reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. El Gobierno de Cataluña reclamó ayer al Ministerio retrasar las segundas dosis de Pfizer para poder administrar a más población la primera inyección en este momento de incertidumbre.

España fue uno de los países que participó con ocho hospitales en los ensayos clínicos de esa vacuna. El anuncio del laboratorio de paralizar por el momento el reparto del fármaco en Europa no ha cambiado las previsiones de la farmacéutica catalana Reig Jofre, que mantiene para junio el inicio de la producción de esta vacuna en sus instalaciones de Sant Joan Despí (Barcelona).

¿Qué ha sucedido en Estados Unidos?

El Gobierno de Joe Biden recomendó suspender la aplicación de la vacuna de Johnson&Johnson tras la detección de seis casos de trombosis cerebral en seis mujeres: una de ellas ha fallecido; otra está grave. La administración de esta vacuna se ha detenido en varias zonas del país, después de que las autoridades sanitarias federales aconsejaran una pausa “como precaución” y mientras se lleva a cabo una investigación exhaustiva sobre estos casos.

Los casos adversos se han hallado en seis mujeres de entre 18 y 48 años, y todas los desarrollaron entre una y tres semanas después de que recibieran la vacuna. Esos efectos secundarios no estaba incluidos en la lista de posibles reacciones que figuraban dentro de la autorización para uso de emergencia para J&J en EE UU, según medios locales.

“Ahora mismo parece que estos casos son extremadamente raros”, matizó en una rueda de prensa el médico Peter Marks, responsable del Centro de Evaluación Biológica e Investigación de la Agencia de Fármacos y Alimentos (FDA), encargada de la aprobación de las vacunas contra el covid-19 en el país. Aun así, Marks reconoció que los efectos secundarios son parecidos a los que se han registrado con la vacuna de AstraZeneca y que por el momento desconocen su causa exacta.

Por su parte, la subdirectora general de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Anne Schuchat, pidió a los ciudadanos que se hayan puesto esta vacuna en las últimas dos semanas que vigilen los síntomas y acudan al médico si tienen dolores fuertes de cabeza, abdominales o en la pierna, además de dificultad para respirar. Los CDC han convocado para hoy miércoles una reunión de su comité asesor sobre prácticas de inmunización para revisar más a fondo estos casos y la FDA también revisará los análisis.

En Europa, la comisaria de Salud de la UE, Stella Kyriakides, subrayó que garantizar la seguridad de la vacuna es “primordial”, al tiempo que señaló que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) está evaluando desde hace días los eventos trombóticos detectados en Estados Unidos en personas que habían recibido esta vacuna.

Compartir el artículo

stats