Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sale por fin el campanu del Narcea: “Esto es una lotería que les toca a muy pocos”

El praviano Antonio Martínez echa a tierra en el coto de Pronga un ejemplar de 5,455 kilos

Antonio Martínez posa con el campanu del río Narcea.

Antonio Martínez posa con el campanu del río Narcea.

El Narcea dejó a última hora de la tarde de ayer un segundo ejemplar y, además, uno de los grandes. El deportista Juan Carlos García Fernández, de Levinco (Aller), echó a tierra un salmón de 10,4 kilos en la zona libre, siendo el segundo de la temporada en el Narcea después de que por la mañana saliera el campanu. La captura se realizó a cebo natural. En el resto de cuencas asturianas no se capturó ningún ejemplar más, siendo una jornada con poco ambiente. En el Sella hubo algo más de ocupación por la mañana, aunque por la tarde bajó bastante el número de deportistas. Algo similar sucedió en el río Cares.

“Esto es una lotería que le toca a muy pocos”. Así expresaba ayer Antonio Martínez lo que significaba para él haber sacado el campanu del Narcea por primera vez en su vida. Este praviano, muy aficionado a la pesca, consiguió el mayor “trofeo” logrado hasta ahora en el coto salmonero de Pronga, donde confluyen los ríos Nalón y Narcea.

El campanu capturado, el tercero de esta temporada, con un peso de 5,455 kilogramos y una longitud de 76 centímetros, se subastará a las 12.00 horas de hoy.

Este año, el campanu del Narcea se hizo de rogar. “El río estaba estos días muy grande (con mucho caudal de agua). Hoy (por ayer) estaba menos y por eso ha salido”, explicó Antonio Martínez mientras celebraba el acontecimiento rodeado de amigos.

La captura, a cebo natural, se produjo alrededor del mediodía. Pero ya antes de amanecer, a las 6.15 horas, Antonio Martínez se estaba preparando para la jornada con el primer café del día. A las 7.30 horas acudió con su hijo a un sorteo. A su hijo le tocó el número 2 y al él, el número 12. “Echó el suyo y marchamos a otro lado. Y mira por dónde, ahí estuvo la suerte”, aseguró un “contentísimo, muy, muy contento” Antonio Martínez. En su haber, haber capturado el primer salmón de la temporada en el Narcea, un río que normalmente no se hace tanto de rogar.

El primer campanu –el de Asturias– de esta temporada lo echó a tierra el pasado martes el quirosano Gonzalo Fernández Suárez en el coto La Volta del Eo, en San Tirso de Abres, y en la subasta llegó a 10.300 euros. Se hizo con el ejemplar, de cinco kilos de peso, el hostelero de Oviedo Diego Suárez “Javita”.

Y el primer salmón del río Sella de la temporada 2021, el segundo en ser capturado en la región, pesó casi 8 kilogramos de peso y fue echado a tierra en el coto Remolina, en el curso medio de la cuenca, por el ribereño Rogelio Diego del Corro, vecino de Corao-Castiellu (Cangas de Onís), que utilizó también cebo natural.

Compartir el artículo

stats