Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud se opone “de momento” a abrir el interior de bares a cenas

“No es momento ahora mismo de flexibilizar”, asegura Pablo Fernández ante el aumento de contagios y de ingresos en UCI

Antonio Blanco, Pablo Fernández, Luis Hevia y María Jesús Sandoval, con una de las 27 camas articuladas donadas por la Fundación Alimerka. | Enrique Cárdenas

Antonio Blanco, Pablo Fernández, Luis Hevia y María Jesús Sandoval, con una de las 27 camas articuladas donadas por la Fundación Alimerka. | Enrique Cárdenas

Las autoridades sanitarias tienen la sartén por el mango, pase lo que pase. Y de momento lo que va a pasar es que, pese a las negociaciones de los últimos días, el cierre del interior de los bares seguirá siendo a las 21.00 horas, lo que se traduce en que todavía no se podrán servir cenas.

“No es momento ahora mismo de flexibilizar”. Así de rotundo se expresó ayer el consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández, echando por tierra las esperanzas de la hostelería asturiana de poder ampliar esta próxima semana la apertura del interior de los bares y restaurantes hasta las once de la noche, igual que en las terrazas, lo que les permitiría servir cenas. Fernández abogó por mantener la prudencia y la proporcionalidad de las restricciones.

Este avance en la flexibilización de restricciones se lleva negociando desde hace días entre miembros del Ejecutivo regional, la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) y las patronal de la hostelería y el turismo, Otea, según confirmaron distintas fuentes conocedoras de las conversaciones. También admitieron que se desarrollaron siendo conscientes todas las partes de que todo dependería de la evolución de los contagios. Incluso se planteó que, si no se hubiera producido un incremento del número de positivos, lo previsto era que este próximo lunes se pudiera ampliar el horario en el interior de los restaurantes y bares hasta las 23.00 horas, coincidiendo con el inicio del toque de queda.

Sin embargo, el consejero de Salud, Pablo Fernández, dio a entender ayer al mediodía que estas negociaciones se debían estar realizando al margen de sus competencias, al no reconocer la posibilidad de una flexibilización.

El Consejero se refirió a los incrementos de casos positivos detectados en la última semana, especialmente entre los jóvenes de 15 a 25 años. Pero, además, señaló que se han detectado en Asturias distintas variantes del covid-19, con varios casos de la brasileña y uno de la sudafricana, y también remarcó que los ingresos en las UCI están aumentando. “Tenemos que ser proporcionalmente prudentes”, recalcó. Sin embargo, Fernández dejó la puerta abierta a que la flexibilización se podrá adoptar más pronto que tarde. No este lunes, como esperaba la hostelería tras las conversaciones mantenidas con miembros de Ejecutivo regional, pero sí quizás para la próxima semana. “La nueva resolución tendría que salir el viernes”, afirmó.

Donaciones en el Día Europeo de los Derechos de los Pacientes

El Consejero de Salud, Pablo Fernández, acudió ayer al Hospital Monte Naranco para recibir una nueva donación de la Fundación Alimerka, valorada en 110.000 euros, al Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA) para la unidad de cuidados paliativos. El acto se desarrolló en la víspera de la celebración del Día Europeo de los Derechos de los Pacientes. Se trata de 27 camas eléctricas articuladas y el acondicionamiento de la sala de descanso para los familiares. Al acto asistieron, junto al Consejero, el director de la Fundación, Antonio Blanco; el gerente del área sanitaria IV, Luis Hevia Panizo; y María Jesús Sandoval, supervisora de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Monte Naranco. La Fundación Alimerka ya había donado17 sillones de descanso para familiares en la planta de Oncohematología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y 46 tabletas para facilitar la comunicación de los pacientes covid aislados. Desde el inicio de la pandemia, la entidad ha destinado más de 180.000 euros a iniciativas de apoyo a sanitarios, pacientes y familias.

Compartir el artículo

stats