Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Qué pasa con las bodas y comuniones? Banquetes pendientes de las limitaciones tras el estado de alarma

Hosteleros y organizadores de celebraciones critican la falta de información para los preparativos, mientras se reducen los invitados

Una comunión celebrada el año pasado.

Una comunión celebrada el año pasado.

La hostelería y los organizadores de banquetes y celebraciones están que trinan ante la falta de información sobre las medidas que el Principado piensa aplicar una vez que se levante el estado de alarma el próximo día 9 de mayo. Aseguran que tienen contratos para bodas y comuniones, pero que está todo en el aire porque desconocen cuestiones tan básicas como si van a tener restricciones de aforos o cuántas personas se podrán sentar a la misma mesa. En todos los eventos se ha reducido la lista de invitados, pero aun así “esto no se organiza de un día para otro, y está todo bajo cautela porque nadie dice nada ni se preocupan de preguntar si quiera qué propuestas tenemos”, se lamentan.

El año 2020 se presentaba con las mejores perspectivas desde la crisis económica para este sector, pero llegó la pandemia y todo se vino abajo. Algunos negocios consiguieron un breve respiro en el verano, pero leve, así que ahora tienen la vista puesta en el levantamiento del estado de alarma “para recuperar lo que perdimos el año pasado”, explica Marta Quintero, empresaria y representante en Asturias de la Asociación de Profesionales de Bodas en España (APBE).

“Una boda reúne a decenas de personas y si normalmente hay que buscar espacios amplios, ahora con más motivo. Pero no podemos resolver porque no sabemos nada, ni siquiera cuántas personas se podrán sentar en cada mesa”, afirma Quintero. “Eso afecta a los restaurantes, pero también a proveedores de mesas, de sillas, de vajillas, mantelerías... Todo está parado, y estamos hablando de negocios que mueven a muchas personas, generan mucho empleo y mueven la economía”, añade. La organización de banquetes de estas características conlleva la participación de un enorme número de subsectores. Se calcula que en todo el país genera unos dos millones de empleos directos y hasta cinco indirectos.

Asturias relaja las medidas

Toque de queda

El toque de queda se amplía una hora, de 23.00 a 6.00 horas.

Ampliación horarios hostelería

Ajuste de los horarios en hostelería. Deberán cerrar el interior a las 21.00 horas y las terrazas a las 23.00 horas.

Reapertura de los establecimientos turísticos

Reapertura de los establecimientos turísticos, centros recreativos para jóvenes y mayores y recintos feriales para congresos.

Comercio y gimnasios amplían el aforo al 50%

Comercio y gimnasios amplían el aforo al 50% y su horario de cierre se extiende hasta el definido por el toque de queda, a las 23:00 horas.

Cultura y turismo activo

Cultura y turismo activo. Visitas a interior de 15 personas y en el exterior de 25 (contando los guías).

Deporte

Deporte. Comienza la competición autonómica en categorías absoluta y juvenil.

La situación es idéntica en el caso de las comuniones. Muchas de las que estaban previstas para el año pasado se cancelaron y se trasladaron a este, en el que también hay las celebraciones correspondientes a este ejercicio. Si algunos hosteleros están “desesperados” porque no saben si se podrán celebrar o no los banquetes como tienen previsto, ni las medidas que tendrán que aplicar, algunos padres están “desquiciados de los nervios”, porque faltan pocas semanas y no saben “ni si podrán venir los abuelos y los tíos de los chiquillos”, resume Ana Gutiérrez, madre de una niña que comulga en mayo, “y a estas alturas nadie nos sabe explicar nada”.

Algunas familias han optado por anular la reserva en el restaurante y realizar una celebración “casera”. Es el caso de Alma González, que el año pasado decidió posponer la comunión de su hija para este. “Al final lo haremos en el jardín en casa de mis padres, pero es una incertidumbre, porque no sabemos si quiera cuántas personas no convivientes nos podemos juntar, y las personas mayores tienen miedo. Y eso que estaremos al aire libre. Es terrible”.

Compartir el artículo

stats