Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ganaderos “rugen” para espantar al lobo en su protesta en Oviedo

Cientos de personas de toda Asturias protestan en caravana contra la protección del animal que se lleva por delante sus reses y su modo de vida, mientras el Gobierno anuncia recurso por invasión de competencias

Los ganaderos “rugen” para espantar al lobo en su protesta en Oviedo Irma Collín

Son sus reses. Ovejas, cabras, vacas que son su medio de vida. Y por eso no escatimarán en medios para defenderlas de los continuos ataques del lobo y para poder seguir viviendo en el medio rural. Hay revuelta en la ganadería asturiana y este viernes así ha quedado claro con la protesta vivida en Oviedo.

Cientos de personas procedentes de toda Asturias (hubo cuatro caravanas previas desde primera hora para confluir todas en la capital del Principado) se manifiestan en sus vehículos alrededor del parque San Francisco, con pancartas y bocinas, para tratar de que el gobierno de España dé marcha atrás y frene la protección del lobo, un trámite jurídico que evitaría, por ejemplo, realizar batidas y controlar una población que, según los ganaderos, no ha dejado de crecer en los últimos años. La situación llega al punto, aseguran, de ver el cánido en los rasa costera e incluso pegado a las casas.

En Coag y Asaja, los sindicatos agrarios convocantes de la protesta “Menos lobos, más ganaderos”, advierten de que el animal de hoy en día es incluso más fiero que el de antaño y que ahora solo mata por matar, no para comer. Temen que un día se produzcan ataques a personas. Además, sostienen que no solo es cuestión de indemnizaciones, pues criar una oveja o una cabra es mucho más que unos cuantos euros. En resumen, el campo asturiano quieren vivir y trabajar en su hábitat de forma segura. Y para ello es necesario que haya lobos, como toda la vida, explican, pero en su justa medida y que se pueda mantenerlos a raya para tener protegido al ganado.

Apoyo del Principado, que anuncia recurso contra el Ministerio

Con ellos se ha alineado el Consejero de Desarrollo Rural del Principado, Alejandro Calvo, quien este miércoles reiteró en Madrid –tras una reunión con el Ministro Luis Planas– la intención del gobierno regional de evitar que el lobo se convierta en especie protegida –lo que evitaría las batidas contra el animal, pedidas insistentemente por los ganaderos– como pretende el Ministerio de Transición Ecológica. 

Calvo aseguró que su departamento trabajará para “sostener de una manera clara y efectiva” el plan de gestión del lobo ibérico en Asturias, que se opone a su inclusión en el Listado de Especies Silvestres en régimen de Protección Especial (Lespre). 

En este sentido, el consejero señaló que es conocida la postura del Principado, que se ha unido al resto de comunidades del Norte. “Tenemos la obligación de renovar estos instrumentos de gestión con el nuevo programa para 2021 y 2022 y pediremos que tenga un sostén jurídico importante pero manteniendo nuestra posición contraria a la catalogación”, reiteró.

Precisamente mientras se manifestaban por Oviedo los ganaderos la portavoz del Gobierno del Principado aseguraba que Asturias presentará un recurso por invasión de competencias si el Ejecutivo estatal materializa la inclusión del lobo en el Listado de Especies de Protección Especial (Lespre). La consejera portavoz, Melania Álvarez, hacía el anuncio tras manifestar la adhesión del Gobierno al plan de gestión autonómico y de manifestar que su “prioridad inmediata” es asegurar que se cumpla esa medida y “los sucesivos programas hasta la revisión de la estrategia nacional de la especie”. “Así se lo hemos asegurado al Ministerio”, reseñó.

Junto al estadio Carlos Tartiere concluyó la manifestación, por la que se pasó poco antes la secretaria nacional de Sostenibilidad del PP y portavoz de Reto Demográfico en el Congreso, Carmen Navarro, junto a la diputada nacional asturiana Paloma Gázquez. La primera, criticó al Ministerio de Transición Ecológica por su decisión “sectaria” de proteger al lobo y reclamó una solución “consensuada” en un problema tan complejo. Acusó a al Ministerio de haber tomado la decisión de forma unilateral, sin contar con los ganaderos, las asociaciones agrarias y las comunidades autónomas afectadas.

 Desde Luarca (Valdés) transmitió su apoyo a la protesta el secretario general y portavoz de Foro, Adrián Pumares, quien recordó que el lobo “pone en grave riesgo el medio rural y es un peligro para la producción quesera asturiana, que es de las más importantes de Europa”.

Compartir el artículo

stats