Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Cámaras se ofrecen al Principado para gestionar los fondos europeos

Los entes camerales resaltan que su condición jurídica y su conexión con las empresas los capacitan como alternativa a aumentar el personal de la Administración

Banderas de la UE junto a la Comisión Europea.

Banderas de la UE junto a la Comisión Europea.

Las Cámaras de Comercio, de Oviedo, Gijón y Avilés, se ofrecen a ayudar al Principado en las tareas de gestión de los fondos europeos antes de que opte por contratar personal extra a través de la administración autonómica. Los entes camerales están dispuestos a suscribir una encomienda de gestión con el objetivo de convertirse en un instrumento más eficaz y ágil que el planteamiento del gobierno regional, desvelado ayer por LA NUEVA ESPAÑA: lanzar un plan de empleo por tres años para contratar personal extra de la administración autonómica.

El pasado martes, día 20 de abril, las Cámaras enviaron una carta a la consjera de Hacienda, Ana Cárcaba, después de que esta expresase las necesidades de personal de la Administración autonómica para hacer frente a la gestión de los fondos europeos a causa de las rigideces para movilizar personal de otras secciones. “Las Cámaras de Comercio de Asturias nos ponemos a tu disposición para todo cuanto sea necesario y, en concreto, referente a las necesidades que planteas”, en referencia a la demanda de personal que lanzó la consejera. “Poseemos experiencia y equipos, y la naturaleza pública como corporaciones de derecho público, nos permiten ser un apoyo eficaz y eficiente con las administraciones públicas”, sostienen las Cámaras.

Fuentes de las entidades camerales destacaron las condiciones especiales con las que cuentan estos organismos a la hora de gestionar asuntos públicos. “Nuestra condición jurídica y el hecho de que seamos organismos intermedios de la administración pública en la gestión de fondos de la UE nos permite ser un buen apoyo para la administración”, indicaron fuentes de las entidades camerales. A ese hecho se suma que las opciones de contratación de personal por parte de las Cámaras no están sujetas a las rigideces de la administración pública. Las Cámaras también esgrimen su “capilaridad tanto por la adscripción universal de las empresas, como por nuestra cercanía, nos permite dirigir los esfuerzos con precisión y claridad en los mensajes”.

Es por ello que las Cámaras ofrecen su “leal colaboración” a la administración autonómica antes de que esta tenga que recurrir a nuevas contrataciones que aumenten durante tres años la plantilla autonómica. Asturias cuenta con 12.000 trabajadores dedicados a tareas administrativas (una vez descontado el personal sanitario o educativo), pero las rigideces de la Administración impiden una movilidad de recursos.

Las Cámaras realizaron un ofrecimiento similar en marzo del pasado año, al plantear colaboración ante el Principado para la gestión de los ERTE. Nunca obtuvieron respuesta a la carta que enviaron al consejero de Industria.


Rigideces


La necesaria reforma de la Administración. El Gobierno regional se halla inmerso en un plan para reformar la Administración regional y hacerla más ágil. Una de las ineficacias más evidentes tiene que ver con las rigideces para adscribir personal a tareas urgentes. Existen limitaciones legales y reticencias sindicales para abordar una reforma que el_Ejecutivo autonómico se ha propuesto como un objetivo fundamental de esta legislatura. La prueba más clara: con 12.000 funcionarios en tareas de administración, se necesitan recursos extra para gestionar los fondos europeos.

Compartir el artículo

stats