Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El modelo de Canarias para los interinos que Asturias no sigue: dejar fijos a 3.000 "eterninos" hasta la jubilación

El Gobierno canario opta por negociar el mantenimiento del empleo de los temporales de larga duración mientras que el asturiano quiere ofertar sus plazas a los nuevos funcionarios que salgan de las oposiciones

Profesores interinos concentrados en la Plaza de España de Oviedo

Profesores interinos concentrados en la Plaza de España de Oviedo

Los interinos de larga duración –conocidos como “eterninos”– de Asturias no aciertan a entender cómo puede haber soluciones tan dispares a un mismo problema, el abuso de la contratación temporal por parte de las administraciones, como las que se perfilan en el Principado o en Canarias. El Gobierno canario y los sindicatos sentaron el pasado viernes las bases para que el colectivo interino en abuso de temporalidad que trabaja para la Administración autonómica se pueda quedar fijo hasta su jubilación, sin pasar por un proceso de oposiciones. El Ejecutivo canario confirmó su disposición a dar una “salida excepcional” a más de tres mil de los empleados de la administración autonómica, algunos de ellos con más de 20 años en su hoja de servicios laboral, después de una huelga. El modelo pactado entre el Gobierno canario y los sindicatos pasa por la creación de unos grupos de trabajo que tendrán como primera misión “identificar y catalogar” a los empleados afectados por ese abuso de temporalidad para, a continuación, establecer “los mecanismos necesarios para su permanencia hasta la extinción de su vínculo contractual con la Administración y organismos autónomos”. Es decir, las plazas que ocupan los interinos que realizan tareas estructurales no se sacarían en las ofertas públicas de empleo, justo la decisión opuesta a la prevista por el Principado. 

Y es que el plan del gobierno autonómico es dar a los nuevos funcionarios que superen los procesos de ofertas públicas de empleo (OPE) las plazas que lleven más de tres años ocupadas por interinos. Este es el criterio que trasladó la Dirección General de Función Pública a los sindicatos en la mesa general de negociación, que tuvo lugar el pasado viernes. Esta medida afecta de momento a, aproximadamente, medio millar de plazas, pero, de mantenerse en los procesos pendientes de poner en marcha, dejará en el aire miles de empleos cubiertos actualmente por interinos de larga duración en la Administración autonómica. Y aumentará la litigiosidad, ya que a los interinos afectados por los ceses no les quedará más salida que reclamar una indemnización por vía judicial.

La decisión de Función Pública de asignar a los nuevos funcionarios que toman posesión ahora las plazas ocupadas por interinos desde hace más de tres años supone un cambio de criterio, ya que hasta el momento se ofertaban primero las plazas vacantes. Ahora, en cambio, las vacantes sin interino no se van a ofertar, según confirmaron fuentes sindicales. El Principado justifica el cambio de criterio, que perjudica la continuidad de los interinos de larga duración, en la necesidad de cumplir la sentencia de la Unión Europea que conmina a las administraciones públicas españolas a reducir la tasa de interinidad y a estabilizar las plazas con personal fijo, según confirmaron a LA NUEVA ESPAÑA las mismas fuentes.

Compartir el artículo

stats