Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La floración del manzano, abundante y temprana en un año de buena cosecha

Los lagares cruzan los dedos para poder dar salida al excedente de sidra ante la próxima temporada que se avecina muy abundante en manzana

Pumarada florecida en Venta la Salve, en Siero. | Ángel González

Pumarada florecida en Venta la Salve, en Siero. | Ángel González

Para unos es un espectáculo visual con el que disfrutar y un atractivo turístico al alza –siempre que la pandemia lo permita–. Para otros, es una señal de si el año les saldrá bien o no, es decir, si la cosecha de manzana y la posterior sidra serán buenas, malas o regular.

La floración del manzano está en pleno apogeo en las pomaradas asturianas y todo apunta, según cómo va, que detrás vendrá buena fruta. Este año, además, se ha adelantado unos diez días y, por tanto, hay que esperar que la cosecha o recogida de la manzana (para septiembre-octubre) se adelante en igual proporción.

Aunque, avisa el ingeniero Jorge García, director técnico en Campoastur, “flor no es manzana. La cosa va bien y vamos por más de la mitad de la floración, aunque aquí hay más variedades tardías que tempranas y todo está por ver”.

Jorge García

El manto blanco ya cubre muchas fincas del interior de Asturias, donde la floración suele adelantarse una semana o diez días a los territorios del litoral. Este año ha venido un tiempo excepcional que ha acelerado los brotes en los manzanos, incluso en algunos la flor ya cuajó y han perdido ya los pétalos. La meteorología ha ayudado mucho. La temperatura ha sido la idónea, en torno a 15 grados. De haber más frío, por debajo de los diez grados, las abejas no trabajan, no se ponen en marcha.

“Hasta ahora todo ha sido perfecto y el tiempo ha acompañado el trabajo primario de la polinización”, explica el ingeniero. “Vino bien el frío, más que otros años de enero, luego en marzo estuvo unos días por encima de los 20 grados... Y ahora estos días de chubascos tormentosos pues son llevaderos, llueve pero muy localizado en el tiempo y poco”, añade García.

Así las cosas, variedades tempranas como verdialona, riega, xuanina, ya han despuntado y están incluso superando la floración. En unas semanas será el turno de otras más tardías, como blanquina o carrió, que en algunas zonas del interior están “queriendo empezar” a dar flor. Y ya finalmente, el proceso se completará con las últimas (tresali, regona).

Siendo este 2021 un año que toca cosecha, los lagares piensan ya en cómo abastecerse y en cómo dar salida a toda la sidra que producirán. Porque después de un año de pandemia en el que la hostelería ha tenido que cerrar por periodos prolongados y de forma intermitente en muchos lugares de Asturias, los excedentes de bebida son considerables. Con todo, las perspectivas son buenas a medida que pasan los días y la bajada progresiva de contagios permite pensar que será un verano bueno para la hostelería y, por consiguiente, para el consumo sidrero.

Sin programa turístico

Lo que no se ha podido salvar por segundo año consecutivo es la Semana de la Floración en la Comarca de la Sidra (Nava, Villaviciosa, Colunga, Bimenes). Diseñada a imagen y semejanza de las populares y famosas jornadas de la floración del cerezo en el Valle del Jerte, el coronavirus ha impedido programar actividad alguna.

No obstante, en la comarca no han querido renunciar del todo a un recurso turístico que desde que comenzó no ha hecho otra cosa que ir a más y ha atraído un número creciente de visitantes cada año. Hasta poder retomar el programa –jornadas gastronómicas, conferencias, visitas a pumaradas acompañadas de explicaciones– se ha diseñado un recorrido para que los que quieran disfrutar del paisaje cubierto del blanco y rosado de la flor del manzano sepan por donde ir. La ruta discurre por carreteras secundarias entre Villaviciosa y Bimenes.

La floración del manzano atrae todas las miradas

El océano de flores blancas y rosas en el que estos días se han convertido los valles de la Comarca asturiana de la Sidra, ha sido el reclamo para que un gran número de medios de comunicación de todo el país, se hayan querido hacer eco del fenómeno natural que representa la floración del manzano, o como se conoce en tierras asturianas el "Floriar del Pumar". Más de una decena de periódicos, radios, revistas, páginas webs especializadas, o televisiones han emitido diferentes reportajes sobre este evento natural que se produce durante la primavera, entre mediados de abril y principios de mayo, en los municipios asturianos de Bimenes, Cabranes, Colunga, Nava, Sariego y Villaviciosa. Así pues a revistas como Hola o Condé Nast Traveller, se han sumado periódicos como El Mundo o ABC, en su difusión de la floración del manzano. Es más la propia entidad de promoción turística de España "Turespaña", se ha hecho eco en su perfil de Twitter "Spain.info" de la belleza de los paisajes de la floriar del pumar. Uno de los últimos medios que ha visitado estas tierras sidreras, ha sido el programa de TVE "España Directo" que acudió el día de hoy a la pumarada propiedad de Sidra El Gobernador, en la localidad de San Justo del municipio de Villaviciosa. Allí Francisco Martinez Sopeña, su propietario, ha guiado al equipo de rodaje a través de una impresionante plantación acogida al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sidra de Asturias, en la que se cosechan miles de kilos de manzanas de variedades como de la Riega, Xuanina, Verdialona o Durona de Tresali, entre otras.

La floración del manzano, en la televisión

Compartir el artículo

stats