El Ayuntamiento de Oviedo está volcado en facilitar y promover el ejercicio para vecinos y visitantes en todas las modalidades y a todos los niveles en un proyecto transversal que encabeza la concejalía de Deportes pero que se extiende a todas las áreas de gestión municipal, desde la de Turismo a la de Servicios Sociales, pasando por Parques y Jardines, Infraestructuras o Promoción Económica.

Precisamente desde esta última, y a través de los planes de empleo se desarrolla en el Naranco, la recuperación de sendas y elementos de interés –como fuentes y lavaderos– para habilitar y ofrecer casi 100 kilómetros de caminos que enlazan los distintos barrios de la ciudad con el monte y que pondrán el senderismo y la naturaleza a la puerta de casa.

Practicantes de marcha nórdica y caminantes en una senda verde en Oviedo. | Irma Collín / foto cedida a LNE

Practicantes de marcha nórdica y caminantes en una senda verde en Oviedo. | Irma Collín / foto cedida a LNE Oviedo, E. CASERO

Esas sendas, para las que el Alcalde ha comprometido mantenimiento, multiplicarán los caminos por los que hoy ya pasean tantos ovetenses que, o lo hacían ya antes habitualmente o, en gran medida, parecen haber descubierto la actividad física como gran alternativa de ocio en medio de una pandemia. Es un proyecto que irá a más cuando se ejecute el anillo verde con el que se pretende rodear el casco urbano con una pista para ciclistas y peatones que sumará hasta 60 kilómetros. O cuando se ejecute el plan de senderos en el entorno del Nora.

Estas alternativas se unen a las ya tradicionales y más concurridas de la senda verde del Parque de Invierno y la pista finlandesa del Naranco.

Pero además de las rutas para paseantes y “runners”, el Ayuntamiento de Oviedo apuesta por otras caminatas en las que el ejercicio va unido a la tradición y en la que hay participantes por razones religiosas mientras que otros mezclan la respuesta a la aventura y el empeño de la superación personal.

Caminar, competir, celebrar

Caminar, competir, celebrar Oviedo, E. CASERO

Entre estas iniciativas destaca la promoción de “Oviedo, origen del Camino” que subraya que fue en la capital de Asturias donde nació la ruta jacobea de la mano del rey Alfonso II el Casto, considerado el primer peregrino. Si la pandemia ha cerrado los caminos, la pandemia también ha provocado que el año santo que se celebra este 2021 se desdoble y prolongue hasta 2022, aquí con un amplio programa de actividades de todo tipo organizadas por la concejalía de Hostelería, Turismo y Congresos.

Quienes se quieran unir a la celebración haciendo ejercicio podrán optar por hacer el Camino Primitivo entre Oviedo y Santiago de Compostela o unirse a otras iniciativas como la carrera en la Ruta de las Reliquias –la “senda de los 20.000 pasos”– impulsada por la Hermandad de los Estudiantes para el 11 de septiembre. En esa misma fecha está previsto que la marcha desde el Monsacro a la Catedral de El Salvador finalice con una recreación histórica de la llegada del Arca Santa a la basílica en torno al año 791. Otra opción más es la de participar en el I “Reto Camino de El Salvador”, una prueba no competitiva de 120 kilómetros en 24 horas entre las catedrales de León y Oviedo.

Pero no hay que irse lejos para comprobar la creciente afición ovetense por el deporte. Por el centro del casco urbano es habitual ver grupos de personas, en su mayoría mujeres, con ropa deportiva y un complemento que las identifica rápidamente: los bastones. Son las practicantes de la marcha nórdica, una disciplina deportiva que se implantó en la ciudad como ayuda en la recuperación de las operadas de cáncer de mama, y hoy el Ayuntamiento programa para vecinos de edad o que no estén acostumbrados al deporte como apoyo a una vida más saludable. En internet ya se encuentran rutas de marcha nórdica con salida del Campo San Francisco de entre 7 y 20 kilómetros dentro del municipio.

Todo ello en un momento en que la concejalía de Deportes sigue empeñada en que el eslogan de Oviedo Capital del deporte se traduzca en acoger en la ciudad pruebas de distintas disciplinas de nivel nacional e internacional. De momento, y pese a la suspensión de la “Farinato Race” por las restricciones de movilidad decretadas por la pandemia, se han celebrado campeonatos de pista cubierta, gimnasia rítmica o natación. Incluso se mantuvo la tradicional San Silvestre, que en una edición virtual consiguió 3.300 participantes.