Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Clamor judicial por la modernización de la justicia, aún sin plazos ni inversiones

“Hace falta un esfuerzo”, avisa el presidente del TSJA al Principado, que descarta ejecutar a corto plazo la unificación de los Juzgados en Oviedo

Al fondo, a la izquierda, Jesús Chamorro y, a la derecha, Rita Camblor, al inicio de la reunión con la Sala de Gobierno del TSJA.

Al fondo, a la izquierda, Jesús Chamorro y, a la derecha, Rita Camblor, al inicio de la reunión con la Sala de Gobierno del TSJA.

El fin de la precariedad de medios materiales y de infraestructuras de la justicia asturiana no tiene ni presupuesto ni fecha en el calendario. La consejera de Presidencia, Rita Camblor, acudió ayer a una reunión de urgencia solicitada por la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) para anunciarle que este viernes el Gobierno central aprobará destinar al Principado 800.000 euros procedentes de fondos europeos para renovar sistemas de grabación de las salas de vistas y su trasvase a los programas informáticos. También anunció que el Ejecutivo regional invertirá en equipos informáticos, impresoras y formación para el expediente digital. ¿Cuánto? No se sabe. ¿Cuándo? Tampoco. Y, además, no hay dinero para la unificación de las sedes judiciales de Oviedo en un solo emplazamiento, aseguró la Consejera.

Los ordenadores de los Juzgados asturianos son “prehistóricos”, teniendo en cuenta los rápidos avances tecnológicos. De ahí que puedan tardar hasta 20 minutos en arrancar y que además las interrupciones sean continuas. Anunciar una videoconferencia es suficiente para que a jueces, funcionarios, abogados y procuradores se les pongan los pelos de punta: da igual con quién se vaya a conectar y en qué punto de la región, del país o del mundo porque lo más seguro es que no funcione. Así que la implantación del expediente digital ya suena “a broma”.

Rita Camblor acudió al TSJA acompañada de la viceconsejera de Justicia, Encarnación Vicente, y del director general de Seguridad y Estrategia Digital, Javier Fernández, para explicar al máximo órgano de gobierno de la justicia asturiana que cuentan con el apoyo del Gobierno regional para seguir avanzando en la modernización tecnológica. Pero sin concretar cuantías ni fechas, porque aún están diseñando la distribución. Afirmó la Consejera de Presidencia que la pandemia por covid-19 había paralizado contrataciones.

En cuanto a la reunificación de las seis sedes judiciales dispersas por Oviedo, Camblor fue clara: “Pasa por una cuantía muy importante y no nos vamos a engañar ni hacer trampas al solitario. Económicamente no hay cantidad para hacer un edificio que albergue a todos los Juzgados, aunque no se descarta”. Añadió que “hay un grupo de trabajo” en el que participan “todos los agentes implicados” para trabajar en ese objetivo final. “Me gustaría, cuando acabe la legislatura, tener un proyecto de cómo queremos que sea, y dónde”, afirmó. El presidente del TSJA, Jesús Chamorro, fue también contundente: “La situación económica es complicada y difícil, pero también es cierto que es una situación (la precariedad de la justicia) que se viene prolongando desde hace años y la justicia, que ayuda a los más desfavorecidos, requiere un esfuerzo y una apuesta presupuestaria que garantice que haya esos medios”.

Chamorro remarcó que “las nuevas tecnologías deben ser garantes y eficaces, y aún queda un largo e intenso camino para superar los obstáculos para que sea una realidad”. La precariedad “afecta a equipos individuales, servidores y equipos de comunicación con otras administraciones públicas, abogados, procuradores, otros profesionales, otros territorios para videoconferencias. Hace falta planificar la implantación de la justicia digital. Los sistemas son obsoletos, los ordenadores hace años que no se cambian, y es verdad que una apuesta por una digitalización como la que se pretende implica un cambio radical en la forma de trabajar”, y para eso se necesita formación y asistencia técnica.

El presidente del TSJA incidió en que hace años que se demanda un plan de infraestructuras “que permita saber cuáles son las necesidades, cuáles son los tiempos, los proyectos, y sin duda sería prioritario la sede judicial de Oviedo”. Chamorro no ocultó la preferencia por ubicar la Ciudad de la Justicia “en Llamaquique; sería la posibilidad más rápida y más económica”. Y añadió que, “entendiendo las dificultades presupuestarias, lo urgente es adoptar la decisión y saber a dónde vamos a ir”.

Compartir el artículo

stats