Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No sé lo que hice, lo siento mucho, eran como hermanos", dice el causante del accidente con tres muertos de Cangas del Narcea

El joven, que hoy tiene 20 años, se declara culpable del siniestro para evitar el el juicio y el sufrimiento a las familias de las víctimas

El acusado y su madre salen junto a su abogado de los juzgados

El acusado y su madre salen junto a su abogado de los juzgados

David R. P., el joven que causó el accidente con tres muertos en las fiestas del Carmen de Cangas del Narcea de 2018, en el que fallecieron Sergio Menéndez, tinetense de 21 años, Tania Fernández, gijonesa de 21 y Elsa Lorences, de 18, ha aceptado esta mañana su culpabilidad en los hechos, aunque reclama la atenuante de reparación del daño, porque se han pagado las indemnizaciones que se pedían (renunciaron las familias de dos de las víctimas). El joven se ha mostrado hundido por lo ocurrido aquel 15 de julio. "No sé lo que hice, no sé lo que pasó, estoy muy afectado", aseguró ante el magistrado José María Serrano, titular del Juzgado de lo penal número 1 de Oviedo. "Fue un golpe muy fuerte, lo siento mucho por las familias, pero ellos eran mis amigos, eran como hermanos, imprescindibles", aseguró. "No recuerdo bien el accidente, se que me incorporé a la nacional y puse los limpiaparabrisas, pero no recuerdo más", aseguró el joven, sentado en el banquillo junto a su madre, propietaria del coche de la tragedia y responsable civil subsidiaria.

Antes, el abogado del joven, Manuel Rodríguez Velázquez, había explicado las terribles circunstancias de este chico. "David desea aceptar la culpabilidad de los hechos. Ha perdido a tres amigos desde la infancia. desea trasladar que comparte el dolor de todas las familias. Con nueve años perdió a su padre en un accidente de caza, muy cerca del lugar del accidente. Este accidente fue una gran desgracia para todos. Por eso este reconocimiento de los hechos, con el que tratamos de de evitar el sufrimiento de todo el mundo", dijo el letrado.

El juicio continúa el día 6 de mayo porque hay discrepancias con la indemnización al padrastro de una de las víctimas. Ese día serán los informes finales. La fiscal de Seguridad Vial, Adoración Peñín, solicita cuatro años de prisión por tres delitos de homicidio imprudente. La defensa pedirá una condena por los mismo delitos, pero reducida, al considerar que concurre la atenuante de reparación del daño, de forma que podría solicitar dos años de prisión o menos.

Compartir el artículo

stats