Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enfado en los cotos con Medio Rural: “No iniciaron la reforma del reglamento”

“Es lamentable”, dicen cazadores y guardas, que llevan dos semanas sin señales del Principado

Cartel de un coto de caza en Asturias.

Cartel de un coto de caza en Asturias.

En dos semanas los cazadores asturianos han pasado del aliento al enfado. Las promesas que hizo el consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial en el último Consejo de la Caza siguen sin cumplirse, según denuncian los cotos y los guardas, que están desesperados. “Nos parece lamentable que el Principado no haya iniciado todavía el proceso para modificar el reglamento de caza cuando dijeron que lo harían de manera urgente a través del portal de transparencia”, se quejan. Tanto los cazadores, representados por la Federación y por Fadovisa, como los guardas de caza, agrupados en Asguca, acusan a la Administración regional de tener “poca seriedad” y son pesimistas de cara al futuro del sector.

Las sociedades de caza de la región se levantaron el mes pasado contra la consejería de Medio Rural al presentar un pliego de condiciones para renovar la explotación de los cotos que les ahogaba económicamente. El colectivo se plantó y exigió al Principado ir a la raíz del problema: el reglamento de caza –sobre el que se apoya el pliego de condiciones– para modificarlo. El consejero Alejandro Calvo acabó cediendo y prometió, en el Consejo de la Caza del pasado 14 de abril, revisar la norma, que es del año 91, “especialmente en los aspectos que pueden comprometer la viabilidad de la actividad”. Según los presentes, en aquella reunión Calvo dijo que abriría con urgencia, en el portal de transparencia, el procedimiento para que los implicados pudiesen presentar sus propuestas. Sin embargo, eso todavía no ha pasado. Y el tiempo corre en contra, ya que la adjudicación de 28 de los 58 cotos regionales caduca a finales de año.

“Vamos muy retrasados; en septiembre no va a haber caza”, advierte Andrés Álvarez, presidente de la Fundación para el Manejo, Desarrollo y Conservación de la Vida Silvestre y su Hábitat (Fadovisa). Y es que después de la modificación del reglamento hay que cambiar el pliego de condiciones para explotar los cotos. “Si con esto pretenden cansarnos y dividirnos, lo llevan claro”, se queja. “No tienen seriedad ninguna. Los cotos están rebotados”, agrega.

La misma indignación la transmite Valentín Morán, presidente de la Federación Asturiana de Caza: “Supuestamente urgía mucho iniciar la reforma del reglamento y siguen sin publicar nada en el portal de transparencia”. Morán recuerda que a las sociedades de caza no les vale una modificación cualquiera de la norma, sino que tiene que hacerse “a fondo”. “No queremos que pongan parches para salir del paso. Tienen que hacer un cambio total para que nuestra actividad sea viable”, expresa. Algunas de sus peticiones son que la Administración asuma parte de los daños, aumente el número de hectáreas por guarda y reduzca de diez a cinco años el tiempo mínimo de las adjudicaciones.

El malestar de los cazadores con el Gobierno regional es compartido por los guardas. “Estoy desilusiuonado. El sector tiene problemas y el Principado lleva años pasando y sigue hoy desaparecido en combate”, protesta Isaac Díaz, presidente de la Asociación de Guardas de Caza (Asguca). Díaz es “muy pesimista” de cara a la solución del problema “si no nos sentamos todas las partes” a negociar. “La única solución que da la Administración es reducir costes, disminuyendo los guardas. En veinte años en el sector he visto casi de todo, pero esto no. Me da mucha pena. Porque no tenemos horas a la semana para vigilar los montes. Y lo único que se les ocurre es recortar guardas”, clama.

Compartir el artículo

stats