Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un municipio leonés, en “guerra” con Adif: exige el pago de licencia por obras del AVE a Asturias

Pola de Gordón defiende que los dos helipuertos que se construyen en el concejo no son de interés general: “La Variante solo nos deja problemas”

Obras de la variante de Pajares. | NACHO OREJAS

Obras de la variante de Pajares. | NACHO OREJAS

El Ayuntamiento de Pola de Gordón, en León, ha declarado la “guerra” al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y ha exigido el pago de la licencia de obras por varios proyectos complementarios de la variante de Pajares que se ejecutan en ese municipio. El organismo local ordenó hace unas semanas la paralización de las obras, circunstancia que se prolongó durante veinticuatro horas, y que se levantó al recurrir Adif la resolución municipal. El litigio sigue en el aire.

El vicealcalde de Pola de Gordón y concejal de Urbanismo, Antonio García, explicó que las obras de la Variante solo han generado “problemas” en el concejo: “Se llevaron por delante acuíferos y se registraron otras tropelías ecológicas. Y las compensaciones prometidas nunca llegaron. Perdimos el agua, el paisaje… Solo nos tocan los residuos, nada”, clamó.

Las autoridades del ayuntamiento leonés consideran que los trabajos que se ejecutan en el concejo para habilitar dos helipuertos y otras instalaciones de seguridad no son de interés general y, por lo tanto, necesitan licencia de obras. De ser así, el Ayuntamiento ingresaría el 3 por ciento del presupuesto de los proyectos, una importante cantidad de dinero para un municipio con poco más de 3.000 habitantes, menos de 3 millones de euros de presupuestos anual e intervenido desde la Ley Montoro. “El dinero de la licencia nos vendría fenomenal”, indicó García, que no quiso desvelar a cuánto ascendería el pago reclamado.

El proyecto por el que se reclama el pago de la licencia de obras fue adjudicado por Adif por 10,2 millones de euros, e incluye la construcción de tres helipuertos, uno en Lena y dos en Pola de Gordón. Así que el ayuntamiento del municipio leonés podría ingresar cerca de 100.000 euros si se establece finalmente que tiene derecho a cobrar la licencia de obras.

Los trabajos de la Variante permanecieron detenidos durante veinticuatro horas hace unas semanas, tras la orden de paralización emitida por el Ayuntamiento. Los trabajos se reanudaron al presentar Adif un recurso y siguen su curso.

La respuesta municipal fue dar a la empresa pública un mes para que presente diversa documentación sobre los proyectos complementarios de la Variante, los estudios y los permisos medioambientales. Adif, según las autoridades locales, tendrá que demostrar que los proyectos son de interés general para evitar el pago de la licencia.

Los mandatarios municipales están dispuestos a “seguir hasta el final”, incluso hasta los tribunales de justicia. “No vamos a regalar dinero a nadie, sea Adif o quien sea”, advirtió García, quien entiende que obras como la construcción de los túneles o la colocación de las vías sean consideradas de interés general, pero cree que no lo son “las obras que se están ejecutando alrededor de la Variante”. Así que los proyectos complementarios que responden a exigencias de seguridad, como los helipuertos, “sí tienen que pagar licencia”, opinó García.

Compartir el artículo

stats