Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más piedras en el camino Asturias-Madrid: empeora en coche (los peajes más caros), avión y tren (horarios ya "imposibles”)

Los usuarios reclaman al Gobierno del Principado que “presione” para mejorar las conexiones y poner fin al “agravio” que padece la región

Un tren Alvia en la estación de tren de Pola de Lena.

Un tren Alvia en la estación de tren de Pola de Lena.

Los asturianos que se ven obligados a viajar a Madrid siguen sufriendo agravios por tierra y aire. Continúan soportando por carretera los peajes más caros por kilómetro de España; por ferrocarril, horarios que hacen imposible los viajes de ida y vuelta en el día; y por avión, frecuencias escasas y también con horarios que dificultan realizar gestiones en la capital y tomar conexiones a destinos internacionales.

Todo ello está provocado protestas de usuarios, algunos de los cuales ha llegado a elevar quejas al Gobierno del Principado, al que exige que actúe “y presione” para mejorar esta situación y así poner fin al “agravio” que a su juicio padece la región con respecto a otras comunidades autónomas

El cierre perimetral de Asturias, decretado a causa de la pandemia de covid-19, ha provocado una brutal caída de la movilidad. Pero sigue habiendo personas que deben desplazarse fuera de la región por cuestiones laborales o sanitarias, entre otras. El principal destino de los asturianos continúa siendo Madrid. El trayecto más corto, rápido y utilizado desde el centro de Asturias a la capital de España discurre por las autopistas de peaje del Huerna (AP-66) y del Noroeste (AP-6) y supone en el caso de los turismos un desembolso total de 26,40 euros (solo ida). Son dos de las tres autopistas más caras por kilómetro de la red estatal.

Las quejas de los

usuarios asturianos

EL FERROCARRIL

Frecuencias. Solo hay dos trenes al día en cada sentido, salvo viernes y domingos que hay tres. Son la mitad de frecuencias que antes de la pandemia.

Horarios. Resulta imposible ir y volver en el día a Madrid, el destino más demandado. Tampoco es posible realizar gestiones en la capital en el día.

EL AVIÓN

Horarios. Solo hay dos vuelos al día en cada sentido, y a unas horas que dificultan la conexión con destinos internacionales en Madrid.

Destinos. La mayor parte de los vuelos directos se dirigen a destinos vacacionales, y no hay en la actualidad ninguna ruta directa al extranjero.

LA CARRETERA

Peajes. La ruta más corta y utilizada a Madrid obliga a pagar dos de los tres peajes más caros por kilómetro de España, en el Huerna y en el tramo Villalba-Adanero.

Alternativos. Para evitar los peajes, los conductores tienen que tomar la carretera del puerto de Pajares y dar un rodeo para evitar el Guadarrama.

Las quejas de los usuarios asturianos

EL FERROCARRIL

Horarios. Resulta imposible ir y volver en el día a Madrid, el destino más demandado. Tampoco es posible realizar gestiones en la capital en el día.

Frecuencias. Solo hay dos trenes al día en cada sentido, salvo viernes y domingos que hay tres. Son la mitad de frecuencias que antes de la pandemia.

EL AVIÓN

Destinos. La mayor parte de los vuelos directos se dirigen a destinos vacacionales, y no hay en la actualidad ninguna ruta directa al extranjero.

Horarios. Solo hay dos vuelos al día en cada sentido, y a unas horas que dificultan la conexión con destinos internacionales en Madrid.

LA CARRETERA

Alternativos. Para evitar los peajes, los conductores tienen que tomar la carretera del puerto de Pajares y dar un rodeo para evitar el Guadarrama.

Peajes. La ruta más corta y utilizada a Madrid obliga a pagar dos de los tres peajes más caros por kilómetro de España, en el Huerna y en el tramo Villalba-Adanero.

En el caso del tren, las quejas de los usuarios se centran en las frecuencias y los horarios. La mayor parte de los días hay dos convoyes en cada sentido, la mitad que antes de estallar la pandemia. Y se da la circunstancia de que el primer tren que sale de Asturias llega a Madrid a las 15.23 horas, mientras que el último que parte de la capital hacia el Principado sale a las 15.28 horas. “O sea, que se puede estar en Madrid... ¡Cinco minutos!”, clamó ayer una usuaria que se ve obligada a desplazarse con frecuencia por motivos médicos. “Son horarios imposibles, que impiden realizar gestiones en el día en Madrid y obligan a pernoctar allí”, se quejó.

Renfe explicó que la reducción del número de frecuencias es una decisión gubernamental. Y que la elección de los horarios de los trenes se realizó “en toda España” con el criterio de mantener los que tenían más demanda y, en el caso particular de Asturias, además, los que posibilitan la conexión hacia Barcelona en León, y “no con el de ir y volver en el día”.

Según las cuentas de Renfe, la demanda ha caído en las conexiones ferroviarias asturianas un 60 por ciento con respecto a 2020 y la ocupación “habitual” de los trenes es del 50 por ciento, excepto los viernes en sentido Asturias y los domingos en sentido Madrid, cuando sube “un poco”. Renfe destacó que el fin del estado de alarma, el 9 de mayo, implicará previsiblemente un incremento de la demanda, y con ella, el de las frecuencias, algo que se hará “paulatinamente” y “siempre cumpliendo las prescripciones de los ministerios de Sanidad y Transportes”.

Respecto a las conexiones aéreas, los usuarios se quejan del “monopolio” de Iberia en la conexión a Madrid, tras la “espantá” de Air Europa. También hay quejas porque solo hay dos vuelos al día en cada sentido. Con la particularidad de que el primer avión de la jornada llega a Madrid a las 10:30, lo que provoca que se reduzcan notablemente las posibilidades de tomar en el día rutas hacia destinos internacionales. No hay rutas directas al extranjero desde Asturias.

Algunos usuarios han apuntado también que la mayor parte de las rutas aéreas directas desde Asturias se dirigen a destinos vacacionales, “de playa”, lo que “no ayuda al desarrollo económico de la región”. De ahí que reclamen al Principado que propicie conexiones con destinos “de negocios”, “como hizo Cantabria gracias al acuerdo que selló con Ryanair”.

Compartir el artículo

stats