Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Doble incidente en León: descarrila un Alvia y se avería el bus que llevaba a los viajeros a Asturias

Los percances no provocaron daños personales y Renfe confía en reanudar hoy mismo el servicio, interrumpido durante toda la jornada de hoy

Operarios de Renfe y Adif examinan el tren que descarriló ayer en León.

Operarios de Renfe y Adif examinan el tren que descarriló ayer en León. Luis Urdiales / Diario de León

Seis horas y media tardaron hoy cuarenta viajeros en llegar a Asturias desde Madrid, tras sufrir el descarrilamiento del tren en el que viajaban y, justo a continuación, la avería del autobús que los trasladaba hacia el Principado. El doble siniestro no provocó daños personales y todos los pasajeros llegaron en perfecto estado de salud a sus destinos; eso sí, con más de una hora y media de retraso sobre el horario previsto.

El primero de los sucesos ocurrió a las 9.45 horas, en el lugar donde se sitúa la bifurcación de la línea férrea hacia Galicia, muy cerca de la estación de León. Descarrilaron varios de los vagones traseros del Alvia que había partido de Madrid a las 7.08 minutos con destino Gijón. No se registraron heridos ni entre el pasaje ni entre los operarios de Renfe.

La compañía activó de inmediato el protocolo previsto para estos casos: ante la imposibilidad de despejar la vía y de que los pasajeros continuaran el viaje por ferrocarril, alquiló un autobús, que partió del lugar del accidente a las 10.45 horas. Según subrayó uno de los ocupantes, el vehículo solo pudo avanzar unos dos centenares de metros. Porque apenas había iniciado la marcha se rompió el motor.

De nuevo Renfe tuvo que actuar. La compañía ferroviaria avisó por segunda vez a la empresa de autobuses, que envió un segundo vehículo. El segundo autobús conseguía poner rumbo a Asturias a las 11.30 horas. En esa ocasión no hubo más sobresaltos y el bus fletado por Renfe fue dejando a los pasajeros en sus destinos: Pola de Lena, Mieres, Oviedo y Gijón. A esta última localidad llegaron los viajeros a las 13.40 horas (el Alvia en el que habían partido desde Madrid tenía llegada prevista a las 12.17 horas).

El descarrilamiento obligó a cerrar al tráfico la línea entre León y la vecina localidad de San Andrés del Rabanedo durante toda la jornada de hoy. Quedaron afectados seis servicios: cuatro Alvia que cubrían la misma ruta que el accidentado (dos en cada sentido) y dos trenes regionales de media distancia de la ruta que une Gijón y Valladolid.

Los pasajeros de los seis convoyes fueron trasladados entre Gijón y León, y viceversa, en autobuses. Renfe confía en reanudar mañana el servicio, pero mientras tanto mantendrá el plan alternativo de transporte por carretera.

Adif y Renfe tratan ahora de esclarecer las causas del incidente ferroviario e inició hoy mismo la reparación de la vía férrea. “Sin previsión de restablecimiento, se trabaja para que sea a la mayor brevedad”, se limitó a señalar el administrador ferroviario.

Compartir el artículo

stats