Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sistema informático que usa la Justicia asturiana ya está descatalogado

Los expertos urgen a sustituir también los ordenadores “por seguridad y eficacia”

Los juzgados de Oviedo.

Los juzgados de Oviedo. E.P.

El sistema operativo Windows 7 que utiliza la Administración de Justicia de Asturias se dejó de actualizar el año pasado. Está caduco, igual que los ordenadores, que no tienen capacidad ni memoria para procesar las nuevas herramientas y actualizaciones informáticas. Eso explica el colapso masivo del sistema informático que sufren desde principios de año.

El diagnóstico corresponde a distintos expertos en sistemas informáticos consultados por este periódico. Según coincidieron en explicar, la administración pública está obligada a mantener durante una serie de años el sistema operativo, que se va actualizando.

Según la Viceconsejera de Justicia, Encarnación Vicente, en 2019 se cambió el sistema operativo del Windows XP al Windows 7 como exigencia del Ministerio de Justicia para poder firmar un convenio de cesión del uso de sus aplicaciones.

Enrique Jáimez, director general del clúster Tic de Asturias, calificó de “incomprensible” que se obligara a instalar en ese año el Windows 7, cuando ya se sabía que iba a dejar de ser operativo. “Lo lógico hubiera sido el Windows 10, que es el que se utiliza ahora y tiene numerosas funcionalidades”, explica.

La Viceconsejera destacó que en el Ministerio de Justicia se sorprendían de que la Justicia asturiana realizase de media 7.000 firmas digitales, por lo abultado el volumen. “Con un sistema operativo actual, esa cifra es ínfima, una broma”, señaló Jáimez.

Un problema añadido de trabajar además con un sistema informático caduco es el riesgo que se corre en materia de seguridad, al ser mucho más vulnerable a recibir ataques de los “hackers”. “El personal de la Dirección General de Estrategia Digital son profesionales de reconocido prestigio y seguro que hay suficientes barreras y filtros, pero no se deberían correr riesgos”, afirma el experto.

“Realmente es increíble y se debe realizar un esfuerzo enorme para instalar un sistema operativo que ofrezca eficacia, garantía y seguridad. La Administración de Justicia es un servicio esencial y su digitalización debe estar a la altura de la administración más avanzada”, señaló el director general del Clúster Tic en Asturias. Y lo mismo ocurre con la renovación de los ordenadores que se va a iniciar este mes. “El tiempo que pierden esperando a que arranque cuesta dinero porque retrasa el trabajo, la eficiencia y la eficacia. Sale caro”, añadió Jáimez, quien señaló que “los fondos europeos son una enorme oportunidad para digitalizar la Justicia”.

Compartir el artículo

stats