Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales inician la desescalada con pases para visitas de una hora

El HUCA y el Monte Naranco adaptan las instalaciones para diferenciar los circuitos

Entrada al HUCA.

Entrada al HUCA. IRMA COLLÍN

Los dos grandes centros hospitalarios de Oviedo, el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y el Monte Naranco, retoman ya las visitas, aunque con restricciones: una hora o pases permanentes en función de la situación de los pacientes, según confirmaron fuentes sanitarias.

Esta desescalada ya se aplica en hospitales del Servicio de salud del Principado (Sespa) de otras áreas sanitarias, como por ejemplo en el Hospital Universitario San Agustín de Avilés (HUSA). “Se trata de actuar poco a poco, con prudencia, igual que se ha hecho en las residencias geriátricas. No se pueden abrir las puertas de par en par el primer día y que entre todo el mundo. Hay que ser muy prudentes”, aseguró una de las fuentes consultadas. 

Además, los dos grandes hospitales ovetenses tuvieron que realizar en las últimas semanas una serie de adaptaciones para mantener los circuitos perfectamente diferenciados, lo que provocó que fuesen más rezagados respecto al resto de la red hospitalaria del Sespa. Aun así, los nuevos ingresos ya disponen desde el pasado viernes de las correspondientes tarjetas de visitas. 

Para los pacientes que estaban ingresados previamente, desde las plantas hospitalarias se han puesto en contacto con sus familiares para facilitarles el acceso mediante tarjeta, explicaron las fuentes sanitarias consultadas.

Una de las grandes incógnitas que se plantean es qué va a pasar con los centros de Atención Primaria una vez que se inicie esta desescalada, y la posibilidad de que vuelvan las consultas presenciales, al menos de forma mayoritaria frente a las telefónicas. Son múltiples las voces que exigen que se empiece a recuperar la normalidad, aunque sea con medidas preventivas.

La Consejería de Salud mantiene un mutismo absoluto al respecto, y no será hasta primera hora de esta tarde cuando el presidente del Gobierno, Adrián Barbón, anuncie las medidas de desescalada que se aplicarán a partir del viernes en unos casos y tras el fin del estado de alarma el próximo día 9. Las fuentes sanitarias consultadas incidieron en la necesidad de mantener la prudencia: “Se trata de una flexibilización, no de volver a la normalidad de 2019”.

Un sanitario vacuna a un vecino de Siero en el aparcamiento del mercado nacional de ganado.

Siero y Grado ponen en marcha sus “vacunódromos”, que funcionan con cita previa

El aparcamiento del mercado nacional de ganado de Pola de Siero es desde ayer un punto fijo de vacunación en el que se estima que se administrarán un millar de dosis diarias. También ayer empezó a funcionar otro punto de inmunización en el aparcamiento del mercado de Grado, en el mismo emplazamiento en el que ya se realizó parte de la vacunación del municipio moscón además de a vecinos de Candamo y de Yernes y Tameza.

El nuevo “vacunódromo” instalado en Pola de Siero atenderá también a los vecinos de Bimenes, Nava, Sariego y Noreña. Según explicó hace unos días el director de Asistencia Sanitaria del Área IV, José Antonio Vecino, “tenemos dosis y no pueden quedarse en una nevera, hay que ponerlas cuanto antes y a la mayor velocidad posible”, indicó. 

Las autoridades sanitarias quieren agilizar el proceso de vacunación, que se hará siguiendo el protocolo habitual mediante citas. Se terminará de vacunar primero a los mayores de 70. Se seguirá por los de 60 a 65, y siempre en función del número de viales.

Compartir el artículo

stats