Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud defiende su gestión pese a las vacunas desechadas: "Sacamos hasta siete dosis por vial, otros hablan de 'culillos'"

El PP pide un "plan de choque" contra los efectos de la pandemia sobre las listas de espera y advierte de que "uno de cada cinco tumores no ha sido diagnosticado"

Pablo Fernández, esta mañana en la Junta

Pablo Fernández, esta mañana en la Junta

El consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández, ha defendido esta mañana en la Junta la labor de los profesionales sanitarios en la campaña de vacunación pese a los errores de cálculo que obligaron a desechar decenas de dosis del suero de Pfizer en Gijón.

A la mención del caso que la diputada del PP Beatriz Polledo hizo en la sesión de control de esta mañana, Fernández la acusó luego de “intentar socavar la confianza en la labor encomiable e nuestros profesionales”. Se defendió acudiendo al último recuento de vacunación del Ministerio de Sanidad, que constata que a Asturias habían llegado hasta ayer 507.015 dosis y se han administrado 522.040. “No es magia”, defendió el Consejero, “pero se le parece bastante, es la gran pericia” de los sanitarios asturianos. Y es que donde antes se sacaban cinco dosis de cada vial “y en otros sitios hablaban de ‘culillos’”, en referencia a la expresión que utilizó en su día el consejero de Sanidad de Andalucía, “ahora estamos consiguiendo sacar hasta siete”, y cuando fallan pacientes a las diez de la noche “de 4.000 dosis pueden fallar noventa. Le pido que exprese orgullo por la labor de los profesionales”, terminó.

La diputada popular inscribió su petición de explicaciones en una interpelación relativa al retraso del Principado al facilitar los datos sobre las listas de espera y el impacto que sobre las demoras ha tenido la pandemia. Polledo requirió “un plan de choque” y medidas “para recuperar el tiempo perdido”, porque de lo contrario “los pacientes llegarán con sus patologías mucho más agravadas. Tenemos un buen ejemplo en el cáncer, con cifras desoladoras que revelan que uno de cada cinco tumores no ha sido diagnosticado”.

Repitió el Consejero que desde el inicio de la pandemia siempre se han atendido los casos “preferentes, urgentes y no demorables” y precisó que la legislación recoge “la interrupción del cómputo de los plazos máximos de espera en el supuesto de acontecimientos entre los que incluye expresamente las epidemias”, una sentencia a la que la diputada popular replicó que “nada tienen que ver los plazos máximos”, que efectivamente se interrumpen”, con la publicación de las listas de espera. Polledo acudió a las cifras disponibles que ponen la tasa de demora quirúrgica muy por encima de otras comunidades autónomas. Pablo Fernández anunció también que en los centros de atención primaria “la semana que viene se va a incrementar progresivamente la presencialidad y en pocas semanas estará en servicio en todos los centros de salud de Asturias”.

Compartir el artículo

stats