Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los feriantes exigen en Gijón incluir atracciones en festejos veraniegos: “No podemos más”

“No nos dejan otra opción que dar guerra”, critica el sector | El Principado regula los hinchables: aforo de cuatro niños y desinfecciones cada hora

Un momento de la protesta de los feriantes, ayer, frente al Ayuntamiento de Gijón. | Macos León

Un momento de la protesta de los feriantes, ayer, frente al Ayuntamiento de Gijón. | Macos León

“El de Gijón es el único gobierno que no nos hace caso; no podemos más”. La patronal de feriantes de Asturias, Asinfeas, se manifestó ayer frente al edificio consistorial de Gijón para exigir al gobierno municipal alternativas laborales que les permitan poder trabajar este verano. El sector se considera uno de los principales afectados por la pandemia tras más de un año sin trabajar. Hace poco más de un mes, representantes del grupo ya se habían reunido con el gobierno local para estudiar cómo poder retomar sus actividades, proponiendo la posibilidad de habilitar puestos de feria durante la celebración de la “Semana negra”, pero la propuesta sigue sin respuesta. “En todas las demás ciudades nos están tendiendo la mano, asevera Javier Rodríguez, vicepresidente de Asinfeas.

La agrupación defiende que “la feria es segura” porque el sector ya ha elaborado protocolos anticovid que podrían permitir retomar la actividad sin riesgos de contagio por coronavirus “si con planificación se reservan espacios amplios y fuera de lugares con ajetreo”. Así, y ante el fin del estado de alarma el próximo día 9 y las primeras confirmaciones de festejos alternativos, la patronal exige que se reactiven sus licencias para paliar más de un año de pérdidas económicas. Las ayudas directas, añaden, “son insignificantes”, según ellos de unos 700 euros: “Más de mil euros al año ya se gastan en las viñetas; la única opción es volver a trabajar”.

El “silencio” que aseguran haber recibido hasta ahora por el gobierno local gijonés, de hecho, pone ahora sobre la mesa una posible campaña de movilizaciones. “No nos están escuchando y no queremos dar guerra, pero no nos dejan otra opción. El día 18 vamos a intentar juntarnos más de 200 personas frente al Ayuntamiento otra vez. Cortaremos calles y nos manifestaremos cada semana si hace falta”, adelanta Rodríguez.

Desde ayer, no obstante, ya es oficial la nueva normativa que regulará la actividad de feriantes hasta ahora más delicado: las atracciones hinchables. Así, el Principado dictamina que los interesados podrán instalar hinchables siempre que no se junten más de cuatro personas y que el aforo no exceda el 40% del total, reservando cinco metros cuadrados por usuario. Las superficies se desinfectarán cada hora y un monitor deberá vigilar a los usuarios, que no podrán pasar de los 11 años.

Compartir el artículo

stats