DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dieciocho mil operaciones menos en un año, alarmante factura invisible del covid

La actividad quirúrgica cayó un 31% en la pandemia | “Los datos no reflejan ni de lejos la realidad a la que nos enfrentamos”, advierte el PP

Intervención quirúrgica en el Hospital Central de Asturias, en una imagen de archivo. | LNE

Intervención quirúrgica en el Hospital Central de Asturias, en una imagen de archivo. | LNE

Todo un sistema sanitario volcado durante meses en atender la pandemia de covid-19 tiene un coste que recae sobre las decenas de miles de personas que sufren otras patologías y que inevitablemente quedan postergadas. Esa factura ya tiene cifras en Asturias: en un año, un mínimo de 18.000 intervenciones quirúrgicas menos que en ejercicios anteriores. Sin que conste, es obvio decirlo, que las necesidades de salud de los asturianos hayan disminuido; más bien suele ocurrir al revés en una comunidad altamente envejecida.

La mayor caída de actividad se registró al inicio de la pandemia y en el otoño

Éste es el primer balance, altamente preocupante, del precio indirecto de la pandemia de covid-19 en el Principado. Las consecuencias, en términos de deterioro de la salud, de un recorte de esta naturaleza son invisibles o poco evidentes al principio, pero con el paso del tiempo ganan visibilidad, generan alarma entre los profesionales y los gestores sanitarios, y terminan traduciéndose en consecuencias concretas que ya empiezan a visualizarse.

La Consejería de Salud dejó de publicar los datos de lista de espera al inicio de la pandemia, volvió a difundirlos en los meses de julio, agosto y septiembre, y a partir de ahí entró en un nuevo apagón informativo. “Es vergonzosa la absoluta falta de transparencia de la Consejería. Asturias es una de las pocas comunidades que no publica sus datos de listas de espera durante este año de pandemia”, censura la diputada autonómica del Partido Popular Beatriz Polledo.

Los datos oficiales que hoy desvela esta periódico han sido facilitados por la Consejería al PP como respuesta a una queja de la diputada Polledo. En once meses de proceso pandémico, en los hospitales asturianos cayeron –con relación a un año antes– un 31,5 por ciento tanto las entradas en las listas de espera como las salidas de las mismas. De esta manera, lo que en ejercicios anteriores venían siendo entre 55.000 y 60.000 intervenciones, el virus pandémico las ha dejado en menos de 40.000.

En la dinámica habitual de las listas de espera, las entradas las determina la indicación de un médico. Se reducen, por ejemplo, si los especialistas pasan menos consultas; esto sucedió de manera muy ostensible al inicio de la pandemia, y de forma más mitigada después. Entre tanto, las salidas de la lista se producen, en una inmensa mayoría de los casos, cuando el enfermo es operado.

"La Consejería intenta maquillar las listas de espera y aun así los datos son pésimos”, asegura el PP

decoration

A lo largo del proceso pandémico, ha habido meses de notables recortes de actividad quirúrgica. En las semanas iniciales, porque se paralizó casi toda la red sanitaria, a causa no solo de la acción del coronavirus, sino también del miedo a los contagios y la incertidumbre general en el ámbito sanitario y en el conjunto de la sociedad. En el otoño y el invierno, con una segunda ola pandémica muy dura para la red hospitalaria, porque la alta ocupación de las plantas y de las unidades de cuidados intensivos (UCI) obligó a reprogramar a la baja la actividad de los quirófanos.

La diputada popular sostiene que Salud “intenta maquillar las listas de espera y aun así los datos son pésimos”. Y concreta más: “Los datos no reflejan, ni de lejos, la realidad a la que nos enfrentamos. Hay una bolsa de diagnósticos e intervenciones retrasadas que no se han computado. Es fundamental conocer, y reconocer, la situación real y huir de triunfalismos para dar respuestas eficaces”.

En el gráfico que ilustra esta información, se aprecia con nitidez el bajón de entradas en la lista de espera y salidas de la misma, registrado en marzo, abril y mayo de 2020, con relación al mismo periodo del año anterior. Entre junio y septiembre de ese año, la actividad en los quirófanos se reactivó. Se desarrollaron planes extraordinarios por las tardes, y las salidas de lista de espera casi alcanzaron el nivel del año 2019. También en ese cuatrimestre veraniego, con la curva epidémica en nivel bajo o muy bajo, aumentaron las entradas en lista de espera, aunque no alcanzaron las cifras del ejercicio precedente.

Con la llegada de la segunda ola, en noviembre de 2020 se observó un pronunciado descenso de las intervenciones quirúrgicas, que según los datos disponibles se prolongó , al menos, hasta enero (y seguramente también hasta febrero, pero no hay información oficial al respecto).

LA NUEVA ESPAÑA ha solicitado en repetidas ocasiones a la Consejería de Salud, sin éxito hasta la fecha, datos relativos a la progresiva normalización de la actividad sanitaria. El Partido Popular ha conseguido algunos números a base de presentar quejas en la Junta General del Principado. A juicio de la diputada Beatriz Polledo, “en Asturias estamos peor que en la mayoría de las comunidades autónomas”.

La portavoz sanitaria de los populares esgrime un dato que estima significativo: “Somos la tercera comunidad con mayor tasa de personas en lista de espera en proporción a la población, casi el doble que Madrid y Galicia, entre otras”.

¿Qué deben hacer la Consejería y el Servicio de Salud del Principado (Sespa) para atajar esta situación? “Primero, reconocer el problema que tenemos en las listas de espera. Y, a continuación, facilitar los suficientes recursos humanos y económicos para poner en marcha un plan post-covid, es decir, un plan de choque, tal y como hemos propuesto desde el Partido Popular en la Junta General del Principado”, asevera Beatriz Polledo. La diputada sierense agrega que “a la Consejería se le da bien la propaganda, el autobombo y poner la pandemia como excusa para evitar hacer frente a la problemática sanitaria de los asturianos en su conjunto”.

Compartir el artículo

stats