Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caen 3 narcos que intentaban asentarse en Asturias con violentos “vuelcos”

Los detenidos, ya en prisión, que tenían como base una casa en Olloniego (Oviedo), retuvieron, golpearon y robaron la droga a un joven en Gijón

La entrada de los agentes en la casa de Olloniego. | E. P.

La entrada de los agentes en la casa de Olloniego. | E. P.

Tres hombres ingresaron en prisión tras ser detenidos por la Policía Nacional por dedicarse al tráfico de estupefacientes, de los que se proveían mediante “vuelcos”, esto es, robando la droga a otros traficantes. Los detenidos habían alquilado una vivienda en Olloniego (Oviedo) para convertirla en su base de operaciones en la zona norte del país. También fueron detenidas dos mujeres que se encargaban de la logística y custodia de los efectos ilícitos, pero que no participaban activamente en los asaltos.

La investigación comenzó a mediados del mes de marzo, cuando una persona denunció haber sido agredida y retenida por unos desconocidos a bordo de un vehículo por distintas zonas de la ciudad de Gijón. Los autores le sustrajeron dinero, un turismo y sustancias estupefacientes y le causaron heridas y cortes en una pierna.

Los agentes constataron que, en las siguientes 24 horas, los mismos individuos habían intentado secuestrar a otros dos jóvenes gijoneses, aunque varios vecinos se percataron de sus intenciones y alertaron a la Policía, lo que motivó la fuga de los autores.

Las rápidas gestiones de los agentes permitieron averiguar que los investigados conformaban un grupo delictivo que quería asentarse en la región para la distribución de sustancias estupefacientes y, para afianzar su posición en el Principado, estaban realizando una serie de acciones violentas sobre pequeños proveedores con el fin de conminarles a realizar las transacciones ilícitas exclusivamente con ellos.

Los investigadores constataron que, quince días antes, los detenidos habían alquilado una vivienda unifamiliar en Olloniego que pensaban convertir en su base de operaciones para expandir la distribución de su negocio en la zona norte del país.

Los miembros de este grupo criminal contaban con múltiples antecedentes y se caracterizaban por su violencia a la hora de cometer los hechos criminales, haciendo uso de armas de fuego simuladas, armas blancas y agresiones físicas con las que pretendían imponer su voluntad y conseguir su propósito.

Tras analizar toda la información recopilada, los agentes establecieron un amplio dispositivo y procedieron a la detención de cinco personas, tres miembros activos de este grupo y dos mujeres que residían con ellos y que se encargaban de la logística y custodia de los efectos sin participar de forma directa en los asaltos.

A los arrestados se les intervino un arma de fuego simulada, tres cuchillos, un machete, unos grilletes, kilo y medio de hachís, tres básculas de precisión y una cantidad aproximada de 3.000 euros en efectivo. La vivienda alquilada, que estaba recién reformada, quedó en un deplorable estado, con daños valorados en 8.000 euros.

Compartir el artículo

stats