Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los constructores aplauden la sustitución de la licencia por la declaración responsable

La propuesta del Principado “está en línea con lo que demandamos para reducir burocracia y agilizar plazos”, afirma la patronal

Nueva construcción en el barrio de Nuevo Roces.

La sustitución de algunas licencias de obra por simples declaraciones responsables avanza por la senda de lo que los constructores asturianos “demandamos a las administraciones para reducir burocracia, agilizar plazos y favorecer el crecimiento del sector”. El presidente de la patronal de la construcción, Joel García, bendice en esos términos el primer atisbo de las intenciones del Principado respecto a la necesidad de abreviar la maraña de trámites administrativos que en su formulación actual genera múltiples disfunciones y enreda en algunos casos el desarrollo de la región. El máximo responsable de la Confederación Asturiana de la Construcción (CAC-Asprocon) evalúa de forma “muy positiva” el primer avance del proyecto de ley de simplificación burocrática que el Gobierno prevé llevar a la Junta como muy tarde el mes que viene.

En una fase muy preliminar de su borrador de planes, el vicepresidente del Ejecutivo regional, Juan Cofiño, ha hablado este fin de semana de reemplazar en determinadas circunstancias el engorroso proceso de la licencia urbanística por una simple declaración responsable del promotor. La materialización de esta iniciativa permitiría dar inicio a las obras abreviando las fases y gestiones del procedimiento.

La idea es que la opción por la autorización en lugar de la licencia opere, afirma el Vicepresidente, en “algún tipo de obras” aún por determinar, pero de entrada la música ya suena bien en los oídos de los constructores. “Esperamos que la Administración regional siga avanzando en esta dirección”, valora Joel García, “porque es la única manera de apoyar a un sector que puede ser uno de los pilares de la recuperación, pero que necesita contar con una Administración colaboradora”. La concepción final del proyecto estará contenida en una “ley ómnibus”, que modificará preceptos de otras normas.

Compartir el artículo

stats