DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llegó el día de pisar el freno

La normativa de Tráfico fija desde hoy la velocidad máxima de 30 km/h en vías urbanas, algo que ya aplicaban las grandes ciudades asturianas

Una señal de limitación a 30 por hora en la calle Félix Aramburu de Oviedo.

Una señal de limitación a 30 por hora en la calle Félix Aramburu de Oviedo. Luisma Murias

Ha llegado el día de pisar el freno. Hoy, martes, 11 de mayo, entra en vigor la modificación del artículo 50 del Reglamento General de Circulación de la Dirección General de Tráfico que establece nuevos límites de velocidad en las ciudades. Así, el límite será de 20 kilómetros por hora en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera; 30 kilómetros por hora en vías de un único carril por sentido de circulación, y 50 kilómetros por hora en vías de dos o más carriles por sentido de circulación. Las grandes ciudades asturianas no tendrán mayores problemas. Oviedo, Gijón y Avilés ya hace tiempo que restringieron la velocidad en sus calles.

Con la aplicación desde hoy mismo de la nueva normativa, la Dirección General de Tráfico inicia una campaña de control de velocidad. En Asturias el exceso de velocidad estuvo presente en el 28 por ciento de los accidentes mortales, es decir, ocho personas fallecieron en accidentes en los que la velocidad fue uno de los factores concurrentes. Además, el 89 por ciento de los fallecidos en vías urbanas fueron usuarios vulnerables, es decir, peatones, ciclistas y motoristas. El objetivo es reducir en un 80 por ciento el riesgo de fallecer como consecuencia de un atropello.

30 km/h. Desde el 11 de mayo es la velocidad máxima para las calles con un carril en cada sentido.

Nueva

normativa

de tráfico

50 km/h. Solo se mantiene el límite de velocidad de 50 kilómetros por hora en calles que cuenten con dos o más carriles por cada sentido.

20 km/h. Los coches no podrán ir a más de 20 kilómetros por hora en las calles en que la acera y la calzada estén a la misma altura.

Nueva normativa

de tráfico

30 km/h. Desde el 11 de mayo es la velocidad máxima para las calles con un carril en cada sentido.

50 km/h. Solo se mantiene el límite de velocidad de 50 kilómetros por hora en calles que cuenten con dos o más carriles por cada sentido.

20 km/h. Los coches no podrán ir a más de 20 kilómetros por hora en las calles en que la acera y la calzada estén a la misma altura.

30 km/h. Desde el 11 de mayo es la velocidad máxima para las calles con un carril en cada sentido.

Nueva

normativa

de tráfico

50 km/h. Solo se mantiene el límite de velocidad de 50 kilómetros por hora en calles que cuenten con dos o más carriles por cada sentido.

20 km/h. Los coches no podrán ir a más de 20 kilómetros por hora en las calles en que la acera y la calzada estén a la misma altura.

Oviedo. La nueva normativa no supondrá grandes cambios en la capital del Principado. El Ayuntamiento puso en marcha hace una década un ambicioso plan que ya reducía a 30 kilómetros por hora la velocidad de los vehículos en el centro del casco urbano y varias de las arterias principales de los barrios más poblados, como La Corredoria y La Florida. La concejalía de Seguridad Ciudadana, dirigida por José Ramón Prado, no tiene previsto instalar nuevas señales: “No tendría sentido llenar la ciudad de señales”, dice el edil, pero sí pondrá en marcha una campaña de sensibilización.

Gijón. La limitación a 30 kilómetros no pilla de nuevas en Gijón. Antes incluso de que lo fijara la DGT se incluyó en la nueva ordenanza de movilidad, ya aprobada y solo pendiente de publicación en el “Boletín Oficial del Principado” (BOPA) para su entrada en vigor. La ordenanza fija el tope de 30 km/h para todas las vías con un único carril por sentido y en uno de los carriles cuando haya más de uno en alguno de los sentidos. El límite se baja a 20 km/h en vías de plataforma única, que cada vez son más en Gijón ante el avance de los procesos de peatonalización y que serán, a medio plazo, todas las que conforman el casco histórico del barrio de Cimadevilla.

Avilés y comarca. La ciudad ya estrenó en la primavera de 2020, en pleno confinamiento, los primeros “carriles 30” de convivencia entre bicicletas y vehículos a motor. Comenzó así la limitación de la velocidad a 30 km/h en las calles de un sentido de circulación que discurren por la almendra central de Avilés, una medida complementaria a la peatonalización. “En Avilés hay poca señalización que revisar porque se aplica la norma genérica de cada vía, salvo en algunos casos puntuales que sí está marcado a 50 km/h, como la avenida de Portugal. Entendemos que tendremos pocos cambios que hacer, aunque está en revisión con la Policía Local”, señalaron fuentes municipales. En Castrillón se inició ayer una campaña de control de velocidad que se prolongará hasta el próximo domingo, día 16. La nueva normativa ha obligado a cambiar las señales en muchas calles de Piedras Blancas, Salinas, Raíces Nuevo y Coto Carcedo.

Cuencas. Los ayuntamientos de Mieres y Langreo ultimaron ayer los trabajos para adaptarse a la nueva normativa. En Mieres ya se cambiaron ayer algunas de las señales en las vías afectadas. La concejala de Desarrollo Urbano Sostenible de Mieres, Delia Campomanes, señaló que la villa “ya contaba con vías a 30 kilómetros por hora, sobre todo en zonas cercanas a centros educativos, pero ahora las calles del concejo se adaptarán a la nueva normativa”. En Langreo también estaban ultimando ayer la colocación de las señales, que se ubicarán a la entrada de los distritos. El concejal Javier Castro dio cuenta de que estas señales “son informativas y sirven a modo de recuerdo para que los ciudadanos sean conscientes de que ha cambiado la normativa”.

Compartir el artículo

stats