El sindicato UGT insta al Gobierno regional a paralizar “la sangría de ceses” de interinos por los procesos de ofertas públicas de empleo en marcha así como a cambiar las bases de los concursos oposición ya convocados “para valorar los méritos al máximo porcentaje legal permitido”.

UGT ha divulgado un comunicado en el que sostiene que el acuerdo de estabilización del personal temporal, firmado en 2018 por el Gobierno central, “tenía la esencia de dar una garantía a los interinos por su trabajo y esfuerzo, pero en esta Comunidad Autónoma desembocó en una chapuza, donde los méritos sólo cuentan para ser el primero o el último en elegir plaza”.

La dirección general de Función Pública ha dictado una instrucción por la cual todas las plazas que se ofrecen a los nuevos funcionarios son exclusivamente las ocupadas en situación de interinidad desde hace, al menos, tres años, lo que supone el cese automático de cientos de interinos, según desveló LA NUEVA ESPAÑA a finales del pasado mes de abril.