DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llevar la banda ancha a toda Asturias, entre 400 y 1.000 euros por hogar

El Estado promete llegar al cien por cien de la población en 2025 | Echa a andar la cátedra que convertirá la región en un laboratorio de 5G

La banda ancha en España figura entre las más caras de Europa

GettyImages

En 2025, como muy tarde, todos los asturianos tendrán acceso a internet de banda ancha. Ese es el anunció que hizo ayer, en una visita a la comunidad, el secretario de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales, Roberto Sánchez. Dentro de los planes del Ejecutivo nacional, según subrayó, está llevar la conectividad de 100 megabit por segundo al cien por ciento de la población de aquí a cuatro años. Eso incluye, puntualizó, las zonas “más complejas” de la región por su situación orográfica, donde se utilizarán diferentes tipos de tecnología, con el firme objetivo de “llegar a todo el territorio”. Desde el cable al satélite pasando por el 5G. El compromiso del Principado es llegar al 97% a finales de este año. En octubre de 2020 era del 87%, y la mayoría de las intervenciones se centran hoy en zonas rurales del Oriente y del Suroccidente.

Roberto Sánchez, acompañado por el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, y la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, hizo hincapié en que el Gobierno central ha invertido en Asturias desde 2017 más de 22 millones de euros en telecomunicaciones, beneficiando “a más de 110.000 viviendas y locales empresariales”. El coste de llevar la conexión a cada uno de los municipios en los que falta es muy variable, según explicó. Así, “si hace unos años, el coste medio era de unos 100 euros por vivienda en Asturias, ahora el coste es de 400 y se estima que la media de lo que resta ese coste puede llegar a los 1.000 euros”, dado que las pendientes son las viviendas de mayor dificultad.

El responsable de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales del Gobierno de Pedro Sánchez aprovechó su escapada al Principado para visitar la Universidad de Oviedo. Roberto Sánchez se interesó por la cátedra THIN5G (Tecnologías Habilitantes, Innovación y 5G), que arrancará ahora y que fue ideada por la Consejería de Ciencia. Esta cátedra, pionera en España, funcionará como un laboratorio abierto –open lab–, en el que la Universidad de Oviedo y el sector privado trabajarán de la mano para desarrollar las primeras redes 5G. Además, el Principado impulsará un entorno 5G “real” en el campus universitario de Viesques, que funcionará como campo de pruebas. La iniciativa es la cátedra más cara de la región con 150.000 euros en 2021 y 100.000 los tres años siguientes. “Hemos visto cómo encajar los proyectos de esta cátedra dentro de la estrategia nacional que tenemos”, señaló Sánchez, tras reunirse con el Consejero de Ciencia y el Rector, Ignacio Villaverde.

Por la izquierda, el consejero Borja Sánchez, el secretario de Estado Roberto Sánchez; el rector, Ignacio Villaverde, y la delegada del Gobierno, Delia Losa, ayer, en el edificio histórico de la Universidad de Oviedo. | Nazaret Quintas

En ese encuentro también participaron Delia Losa; el director general de Transformación Digital, Iván Aitor Lucas; el director de GITPA, Luis González; y el director de la cátedra, Rafael González Ayestarán. “La cátedra ya está firmada y están hechos los nombramientos. Digamos que la parte administrativa está completada. Ahora estamos en la fase de crear el laboratorio en el campus de Gijón y dotarlo de maquinaria”, detalló Ayestarán, que es profesor del área de Teoría de la Señal y Comunicaciones.

Formación extra a jóvenes

La puesta en marcha del laboratorio aún tardará, pero la idea del director de la cátedra es empezar ya a funcionar con la generación de “un montón de pequeños proyectos pilotos orientados a los alumnos” y con la concesión de becas. “Queremos que los universitarios tengan más formación en 5G de lo que incluyen los planes de estudio, de forma que salgan más especializados que en otros puntos de España, y retenerlos aquí con ayudas”, concretó Ayestarán. “Inmediatamente después”, agregó, “empezaremos con las empresas”. “La idea es generar un sitio donde convivan los trabajos desarrollados por alumnos y las propuestas hechas por las empresas”, remató.

Por su parte, el rector Villaverde aseguró que la reunión de ayer fue “muy productiva e interesante” y que tanto la Consejería como la Universidad transmitieron al secretario de Estado que la región puede ser “un gran laboratorio, donde ensayar e inventar soluciones para el futuro en campos como el 5G”. “Creo que la región suma unas características geográficas, demográficas y de estructura social que pueden ayudar a encontrar respuesta a los retos del despliegue del 5G. Y la Universidad que es especialmente potente en este campo”, concluyó.

Compartir el artículo

stats