Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condena de 15 meses, sin prisión, para el conductor del accidente en el que murieron tres jóvenes en Cangas del Narcea

"Él también ha sido víctima, ha perdido a sus mejores amigos y lleva una condena que arrastrará de por vida", sostiene su abogado

David R. P., saliendo del juzgado.

David R. P., el conductor que causó el accidente con tres muertos en las fiestas del Carmen de Cangas del Narcea de 2018, en el que fallecieron sus acompañantes Sergio Menéndez, tinetense de 21 años, Tania Fernández, gijonesa de 21, y la también tinetense Elsa Lorences, de 18, ha sido condenado a 15 meses de prisión. Una pena que precisamente solicitaba la defensa del joven, frente a los cuatro años de cárcel que pedía la acusación, como quedó dicho en el juicio llevado a cabo el Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo.. 

La sentencia tiene en cuenta los atenuantes de confesión y reparación del daño causado, ya que David R. P. había aceptado su culpabilidad y había pagado las indemnizaciones a las familias.

El joven se había mostrado en el juicio derrotado por lo sucedido aquel día fatídico de julio, que marcará su vida para siempre. “No sé lo que hice, no sé lo que pasó, estoy muy afectado”, aseguró ante el magistrado José María Serrano, titular del Juzgado de lo penal número 1 de Oviedo; una declaración en la que añadió el dolor que sentía por las familias de quieren eran "mis amigos, eran como hermanos, imprescindibles”, aseguró.

Manuel Rodríguez Velázquez, abogado del joven, manifestó tras conocer la sentencia que la consideran proporcional y equilibrada, ya que fue la solicitada por nosotros en las conclusiones definitivas, frente a los cuatro años que solicitaba la acusación”.

“Estamos satisfechos con el resultado porque hemos podido poner de manifiesto la doble tragedia que protagoniza nuestro asesorado: Él también ha sido víctima en un desgraciado accidente en el que ha perdido a sus mejores amigos y ha reconocido su parte de responsabilidad, lo cual de por sí es una condena que arrastrara de por vida”, manifestó el abogado.

También añadió el letrado la necesidad de que "esta tragedia impulse una toma de medidas respecto al estado de esta carretera, la AS-15 (Salas-Degaña) que presenta tres puntos negros y lamentablemente no es la primera vez que registra accidentes graves”

La encargado de la defensa de Daniel R. P mostró satisfacción, además, por el propio desarrollo del juicio, en el que pudieron poner de manifiesto la doble tragedia sufrida por el acusado. El acusado arrastra desde entonces las consecuencias psicológicas provocadas por el mismo. "Tal como declaró en su momento, el suceso se cobró la vida de sus más íntimos amigos y provocó varios heridos. Una tragedia de la que difícilmente podrá recuperarse", añadió Manuel Rodríguez Velázquez.

La fiscalía pedía indemnizaciones de cerca de 170.000 euros para los familiares de una de las fallecidas y otro de los ocupantes que resultó herido; las familias de las dos víctimas y el otro conductor renunciaron a las mismas.

Compartir el artículo

stats