Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La última convocatoria de interinos se sacará el 1 de junio, afirma Educación

La Consejería se defiende de los sindicatos y dice que la contratación final será más tarde que nunca

Uno de cada tres profesores en la educación pública asturiana es interino

La Consejería de Educación sacará la última convocatoria de interinos para cubrir bajas y jubilaciones de profesores más tarde que nunca: el 1 de junio. El departamento de Carmen Suárez contradijo ayer a los sindicatos ANPE y CC OO, que acusaron al Principado de “dejar a su suerte a alumnos y docentes” a partir del 24 de mayo, con la última contratación de personal temporal. “Es cierto que en un principio se valoró el 24 de mayo, pero finalmente se optó por el 1 de junio (una semana más). Lo cual significa que los profesionales de la enseñanza se incorporarán a sus puestos el 7 de junio”, explican fuentes de la Consejería.

Una de las quejas de las organizaciones sindicales era que Educación no alargó a junio las convocatorias de interinos, pese a que la pandemia obligó en septiembre a retrasar el inicio del curso y en consecuencia su finalización. De esta forma, en Infantil, Primaria y Educación Especial acabarán el 24 de junio, mientras que en Secundaria, Bachillerato y FP finalizarán el día 30. La Consejería insiste en que las últimas contrataciones siempre se hicieron a finales de mayo, pero que este año se optó por aplazarlas al 1 de junio. Por otro lado, precisan, el retraso de las clases en Infantil y Primaria fue de solo “tres días”.

“La Consejería de Educación vuelve a dar otro varapalo a la comunidad educativa asturiana”, criticó el presidente de ANPE, Gumersindo Rodríguez. “Con el cese de la contratación de interinos, la Consejería trunca el normal desarrollo del curso, ya que, en el caso en el que un docente enferme, tenga que estar confinado, se jubile o se produzca otra situación en la que tenga que ser sustituido, el alumnado y los centros se verán desprovistos del profesorado que necesita y el alumnado podría estar un mes sin recibir docencia de una o varias asignaturas”, alertó.

En la misma línea se pronunció el secretario general de Enseñanza de CC OO, Borja Llorente. “No parece lógico, desde la perspectiva sanitaria, que los centros hagan frente a posibles bajas y jubilaciones con los recursos humanos existentes en la actualidad, que apenas permiten atender adecuadamente al alumnado”, se quejó. Llorente explicó además que junio es uno de los meses que más trabajo genera en los centros, “dado que al final de curso se unen las evaluaciones finales y la elaboración de numerosos documentos que requiere la Administración”. A ello hay que sumar, agrega, “que este año en los centros hay un procedimiento selectivo”.

Compartir el artículo

stats