Tras el clamor vecinal, comienza la construcción del paso alternativo a la carretera N-634 para salvar el “argayón” que mantiene bloqueada la comunicación de Salas y Tineo, obligando a largos rodeos por vías secundarias, que están ocasionando un gran perjuicio a vecinos y empresas de la comarca. Ayer, el Ministerio de Transportes y Movilidad aprobó la declaración de emergencia de la obra que, junto con la retirada del desprendimiento, tiene un presupuesto de 14,5 millones de euros. Solo falta por resolver la expropiación de una producción de grosellas, que se hará previsiblemente a lo largo de la presente semana, y los trabajos tienen un plazo de ejecución máximo de tres meses: es decir, estarán listos para agosto.

Las labores las realiza la empresa Dragados, encargada de la construcción del tramo Cornellana-Salas de la autovía Oviedo-La Espina, donde se produjo el argayo el pasado 16 de abril, entre las localidades de Villazón y Casazorrina. Durante esta semana, las tareas se centrarán en la limpieza y desbroce de la zona, con atención al río Nonaya, para preparar el terreno de cara a la construcción del paso alternativo, que tendrá 380 metros de longitud y discurirá por la margen derecha del río.

Sólo falta finiquitar la expropiación de 3.000 metros cuadrados de una producción de grosellas ubicada en la zona por donde pasará el desvío. Y, según ha podido saber este diario, la propiedad está dando todas las facilidades para realizar el trámite administrativo y dar comienzo a la construcción del bypass cuanto antes. Se está valorando la compensación ya que la plantación está a punto de ser cosechada el próximo mes de junio.

Una vez que se resuelva este trámite administrativo, la constructora tiene un plazo máximo de tres meses para ejecutar el paso alternativo, que se construirá empleando marcos prefabricados de hormigón. Adosado a la variante se construirá un canal de aguas bajas en previsión de las posibles avenidas del río Nonaya. Además, en la zona por donde pasará el nuevo trazado, se encuentra una infraestructura con servicio de fibra óptica que llega de Europa y va a Galicia, así como otra regional para dar conexión al Suroccidente. Ambas serán desviadas.

El Suroccidente clama por una solución para el "argayón" de Salas: "Si fuera en Gandía ya estaría allí el ministro" Miki López

La retirada del “argayón” se llevará a cabo en paralelo a la construcción del “bypass”. Los operarios ya han iniciado la actuación para estabilizar la tierra y piedras desprendidas en la parte superior de la ladera, cuyos trabajos se irán adaptando a los resultados del informe de prospección geofísica que se está realizando. Además, a medida que comience la retirada del desprendimiento se procederá a la redefinición del desmonte donde argayó el terreno, justo antes de la rotonda de desvío a Tineo.

En ese sentido, el Ministerio de Transportes y Movilidad, que ayer aprobó la actuación de emergencia a través del Secretario de Estado del área, Pedro Saura García, apunta que desde que se produjo el “argayón”–uno de los mayores registrados en las carreteras del país– “sus técnicos y mejores especialistas en temas geotécnicos” han estado estudiando el deslizamiento y las características del terreno para definir las actuaciones de reparación más adecuadas “con el objetivo de poder reabrir al tráfico lo antes posible primando en todo momento la seguridad de los usuarios y trabajadores”. Así, las máquinas ya están trabajando para volver a comunicar Salas y Tineo con la zona centro.