Una conductora ha aceptado esta mañana en el Juzgado de los penal número tres de Oviedo una condena de un año de prisión por arrollar mortalmente a Nieves Ríos, de 82 años, en la mañana del 11 de octubre de 2018, cuando ésta paseaba por la carretera Vega-Tuilla-Carbayín, en territorio de Siero. Ríos era una histórica militante de IU y CC OO de la localidad de Tuilla (Langreo). La conductora, trabajadora de una residencia de ancianos, evitará no obstante el ingreso en prisión, a condición de que no vuelva a delinquir en los próximo dos años.

La magistrada María Paz González-Tascón ha impuesto además a la acusada la retirada del carné de conducir por dos años y medio. La Fiscalía pedía inicialmente dos años de cárcel y tres de retirada del carné, pero accedió a rebajar esta solicitud al haberse resarcido ya las indemnizaciones, unos 120.000 euros para los familiares de la víctima, y el reconocimiento de los hechos por parte de la acusada, defendida por la abogada María Telenti. La acusación particular, ejercida por la familia de la víctima, asesorada por la letrada Teresa Suárez, se mostró favorable a esta reducción de penas.

La Fiscalía considera que el accidente se produjo debido a que la conductora "circulaba a velocidad inadecuada, sin prestar la mínima atención a las circunstancias de la circulación, sin tomar las mínimas precauciones pese a que la calzada estaba mojada, deslizante y en regular estado de conservación". Nieves Ríos, que caminaba por el borde izquierdo de la calzada de espaldas a la acusada cuando fue arrollada, falleció en el mismo lugar de los hechos. Su muerte causó una honda consternación en Tuilla, donde era una mujer muy apreciada y querida, especialmente por su compromiso político en todo lo referente a los derechos de los jubilados y a la memoria histórica, una militancia en la que se había embarcadom tras regresar de Bélgica, a donde había emigrado con su marido.