DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Asturias necesita hoy rebelión, confianza y audacia", proclama Barbón ante el nuevo giro industrial "que solo puede ser verde y digital"

El alcalde de Oviedo reivindica "un paso decidido y valiente por los intereses de los asturianos, por encima de banderas y partidos" en el primer acto institucional para celebrar el 25 de mayo de 1808 frente al ejército francés

“Asturias necesita rebelión, confianza y audacia”, proclama Barbón ante el nuevo giro industrial “que sólo puede ser verde y digital” Gobierno del Principado / Elena Vélez

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha proclamado que Asturias necesita hoy "rebelión, fe y confianza en si misma y audacia" para ganar "otro cambio inevitable, el de la transformación de nuestro paradigma industrial y económico, que solo podrá ser verde u digital". El presidente autonómico aprovechó la primera conmemoración institucional del 25 de mayo de 1808, fecha en la que la Junta Supremo de Asturias se levantó contra la invasión del ejército de Napoleón, para "reivindicar la autoestima y capacidad de Asturias para construir su fututo", en un acto al que asistieron el presidente de la Junta General del Principado, Marcelino Marcos Líndez; el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli; el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, y los portavoces de todos los grupos parlamentarios, excepto Teresa Mallada ya que el PP estuvo representado por la diputada Gloria Gracia. La celebración tuvo lugar este mediodía en el Palacio del Conde de Toreno, donde nació José María Queipo de Llano, el séptimo conde de Toreno que presidía la Junta que declaró la guerra a Francia tres semanas después de los fusilamientos y represión napoleónica en Madrid.

Si el presidente del Principado abogó la celebración histórica, "nuestro particular día de la bandera", por suponer el momento en el que el escudo de Asturias inspirado por Jovellanos se estrenó al frente del regimiento que se enfrentó a las tropas francesas, como símbolo de la primera rebelión de la soberanía popular, el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, hizo votos por superar las diferencias políticas y dar "un paso decidido y valiente a la unidad y el compromiso por los intereses generales de los asturianos y por encima de banderas y partidos" . El regidor de la capital, que se reconoció antes "gestor" que "político" , abogó por la búsqueda de consensos porque "lo que es bueno para Asturias es bueno para Oviedo y lo que es bueno para Oviedo es bueno para Asturias". Defendió que "la buena gente" tiene más posibilidades para llegar a un entendimiento y aprovechó el espíritu de colaboración que reinaba en el ambiente para "reivindicar las asignaturas pendientes de Oviedo como la Ronda Norte, el Cristo".

21

Primera conmemoración del 25 de mayo en Asturias Luisma Murias

Adrián Barbón, que pronunció buena parte de su discurso en diversas variantes de asturiano, comparó el episodio de mayo de 1808, cuando Asturias "faciéndose ama del so destín con rebelión, enfotu y audacia, avanzó camín de la frontera nueva d´un mundu económicu, social y políticu nuevu", con el desafío actual, "transformaciones qu´inquieten, tan grandes qu´asusten. Vamos camín d´una revolución industrial del revés: ensin carbón, ensin fumu, ensin chimenees", dijo el presidente del Principado.

En el acto también tomaron la palabra el presidente de la Junta General, Marcelino Marcos Líndez, quien subrayó que la actual Junta General "en más heredera de la Junta Suprema, que declaró la guerra a Francia" en el ejercicio de su "soberanía popular", que de la primera Junta General "donde estaban representados la nobleza y el clero, con acceso limitado" y Josefina Velasco, la jefa del servicio de Biblioteca, Documentación y Archivo, que hizo un somero repaso de los hechos que se desarrollaron en Oviedo tal día como hoy de hace 213 años, a los que pusieron imagen y trajes de la época la Asociación de Recreación Histórico Cultural de Asturias.

Compartir el artículo

stats