Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición en bloque reclama a Barbón que pase “de las palabras a los hechos”

El PSOE subraya que el Gobierno tiene “clara su responsabilidad” y el PP que Asturias “no pinta nada en Madrid con Pedro Sánchez en la Moncloa”

Adrián Barbón, durante la conmemoración del 25 de mayo. | Luisma Murias

Adrián Barbón, durante la conmemoración del 25 de mayo. | Luisma Murias

El llamamiento del presidente del Principado, Adrián Barbón, a repetir la “rebelión, confianza en sí misma y audacia” que Asturias tuvo en mayo de 1808, cuando declaró la guerra a Napoleón para afrontar la descarbonización, ha cosechado críticas de toda la oposición, que reclama “hechos” y no “palabras”, y que, mayoritariamente, subraya que el Gobierno del Principado “no pinta nada” para el Ejecutivo de Pedro Sánchez. LA NUEVA ESPAÑA lanzó ayer una pregunta a todos los partidos presentes en la Junta General: ¿Cree que la llamada de Barbón a la “rebelión y la audacia” significa que el Principado elevará el tono ante las decisiones de Madrid sobre la descarbonización u otras cuestiones? Estas son las respuestas:

Dolores Carcedo (PSOE). “Las palabras del Presidente fueron una reivindicación de autoestima y confianza en la capacidad de Asturias para construir entre todos nuestro futuro y afrontar la necesaria transformación que tenemos por delante. El Gobierno tiene clara su responsabilidad”.

Teresa Mallada (PP). “Barbón está instalado en la propaganda y sus palabras no llegan acompañadas de hechos. En dos años de Gobierno es más que evidente la irrelevancia del presidente del Principado para el Gobierno central, Asturias no pinta nada en Madrid con Pedro Sánchez en La Moncloa, siempre salimos perdiendo. Una situación que Barbón ni consigue, ni intenta cambiar, porque evita poner voz a Asturias por miedo a enfrentarse al PSOE de Sánchez. Asturias tiene potencial y un capital humano lleno de talento y capacidad, pero le falta un gobierno que tenga un proyecto para hacer frente a los principales problemas de nuestra región: el paro, el desmantelamiento industrial o la sangría demográfica”.

Daniel Ripa (Podemos). “La rebelión y la audacia ya la ponen los trabajadores que luchan cada día por defender los pocos empleos industriales que quedan en Asturies. Lo que tiene que hacer el Gobierno es proponer soluciones. En los últimos diez años Asturies ha perdido 10.000 empleos industriales, y gran parte de las empresas que quedan penden de un hilo. ¿El Gobierno asturiano no se dio cuenta hasta este año de que nuestra economía está al borde de la catástrofe? De Barbón esperamos una ley contra las deslocalizaciones, o que ponga en marcha mecanismos de intervención pública para asegurar la viabilidad de los sectores estratégicos de la industria asturiana. Le pedimos hechos. Nada va a cambiar solo con palabras, porque lo que necesita Asturies son medidas políticas y valentía”.

Susana Fernández (Cs). “Es el Gobierno autonómico el que tiene que rebelarse ante las políticas del Ejecutivo nacional que ningunean a nuestra comunidad autónoma. La transformación industrial de Asturias no se soluciona con ‘audacia’, sino con una buena gestión de los fondos europeos y con políticas económicas que ayuden al mantenimiento de la industria. Es decir, aplicando políticas fiscales ventajosas para nuestras empresas. ¿O pretende que seamos los asturianos los que hagamos una rebelión?”.

Ángela Vallina (IU). “Desconocemos si se va a elevar el tono ante las decisiones de Madrid. Lo que sí sabemos es que es necesario aprovechar todas las herramientas de las que nos hemos dotado como sociedad, entre ellas, la alianza por la industria que, a nuestro juicio, tiene que ser una pieza clave en esa rebelión que va a requerir, sin duda, audacia y qué mejor para ello que un bloque como éste que reúne a las distintas organizaciones políticas, sindicales y empresariales, en una unión imprescindible para defender nuestros intereses. Y lo mismo la alianza por las infraestructuras”.

Adrián Pumares (Foro). “Si se actuase de una manera coherente, estas palabras de Barbón supondrían mayor defensa de los intereses de Asturias y de los asturianos frente al Gobierno de España. Pero si por algo se caracteriza este gobierno, y también la FSA es por sumisión y subordinación a sus jefes de Madrid. No creemos que estas palabras vayan acompañadas de gestos y de mayor contundencia a la hora de exigir, reclamar y defender los intereses de Asturias. Fue una estafa electoral la apelación que Barbón realizó en campaña a su buena relación con Pedro Sánchez: desde el inicio de la legislatura se han sucedido los desprecios y menosprecios del Gobierno de España”.

Ignacio Blanco (Vox). “No parece que vaya por ahí, más parece que rezuma a nacionalismo socialista astur, que no augura nada bueno, pero no por discrepancias con su partido en Madrid, pues hasta la fecha no le hemos conocido confrontación relevante alguna. No perdamos de vista que al presidente del Principado le aburre la política asturiana, y sus objetivos están en ser ministro o algo más”.

José Manuel Zapico (CC OO): “Lo que necesita Asturias es que no le pongan más zancadillas”


“Lo que necesita Asturias es que no le pongan más zancadillas”, reclamó ayer el secretario general de Comisiones Obreras (CC OO) en Asturias, José Manuel Zapico. “Al margen de las palabras bonitas y los deseos de buena voluntad, lo que de verdad necesita la región son hechos, que se pongan medidas concretas, plazos y recursos para afrontar el tránsito hacia una industria más moderna y sostenible”, señaló Zapico, que reaccionaba así al discurso en el que el presidente del Principado, Adrián Barbón, llamó a los asturianos a recuperar la “rebelión y la audacia” para afrontar los retos a los que se enfrenta el Principado por la descarbonización. “Pasar de los discursos a las exigencias”, reclamó el dirigente sindical. En su opinión, lo primero que tiene que hacer el Presidente es “dar un paso al frente y exigir al Gobierno central que cumpla con sus compromisos, empezando por los acuerdos firmados respecto a la minería y las térmicas, y siguiendo por garantizar precios de la luz estables, predecibles y competitivos para la industria asturiana”.

Compartir el artículo

stats