DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal del turismo reclama al Principado controles a los pisos turísticos

Otea ve “discriminatorio” que la regulación regional no incluya límites para los alquileres privados

El verano ya está muy cerca y pese a que el Gobierno regional ha empezado a levantar la mano en las restricciones, la patronal de la hostelería y el turismo en Asturias, Otea, encuentra lagunas que considera que se deben cubrir. Un ejemplo palmario son las medidas a aplicar en los pisos turísticos, cuyas limitaciones no figuran en las disposiciones que se publican en el Boletín Oficial del Principado. De ahí que haya solicitado una reunión para reclamar que se aclaren las limitaciones a aplicar.

Las normas cambiaron hace solo unas semanas para los alojamientos turísticos en Asturias en lo que respecta a los espacios comunes. Así, en lugar de establecer aforos con porcentajes según sus medidas, se atendió a las peticiones realizadas y se han establecido en función de la capacidad guardando las distancias de seguridad establecidas para el conjunto de los establecimientos de la hostelería. Es decir, con un mínimo de 1,5 metros de distancia entre las sillas de distintas mesas o en las zonas como recepción o en las cafeterías, donde solo se sirve en mesas y con una ocupación máxima de seis personas. En cuanto a las habitaciones, la normativa solo permite que estén ocupadas por dos personas o, como máximo, por tres con una cama supletoria.

¿Pero qué pasa con los pisos turísticos? La normativa no dice nada al respecto de la ocupación ni de ninguna otra medida, una vez que decayó el estado de alarma el pasado día 9 de mayo y con él los cierres perimetrales y las limitaciones en el número de personas que se pueden reunir en una vivienda.

Fuentes de la patronal Otea consideran esta situación, “cuando menos, discriminatoria”, y exigen al Principado una solución.

Compartir el artículo

stats