DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abrir ya las barras “con precaución”, un clamor en sidrerías y lagares

El sector sidrero pide “dar un paso más” para recuperar en julio la normalidad | El PP reclama horarios más amplios para el ocio nocturno

Dos agentes vigilando el cumplimiento de la normativa sanitaria en una zona de terrazas de Gascona.

Dos agentes vigilando el cumplimiento de la normativa sanitaria en una zona de terrazas de Gascona. LUISMA Murias

Abrir las barras de los bares a la atención al público es uno de los próximos objetivos de la hostelería asturiana. Aseguran en el sector que en Asturias la barra “es fundamental”, sobre todo en los negocios que ocupan locales pequeños. Pero son probablemente las sidrerías los que más añoran ese elemento “básico”. Coinciden lagareros y sidreros en que el Principado debería dejar abrir las barras guardando las distancias de seguridad, para en el mes de julio, con la vacunación más avanzada, dar pasos hacia la normalidad.

El Ministerio de Sanidad ha colocado Asturias en el nivel 1 de riesgo por coronavirus, fundamentalmente por la caída de los contagios y de los ingresos hospitalarios. Según sus criterios, en ese nivel ya se pueden abrir al servicio las barras de la hostelería. Las últimas medidas de relajación en las restricciones aprobadas por el Gobierno regional permiten abrir el ocio nocturno, ampliar el número de comensales en banquetes y eventos privados, y el acceso de público a los eventos deportivos. Pero nada dice de la apertura de las barras.

La patronal Otea ya planteó en varias ocasiones al Ejecutivo regional la necesidad de abrir ese elemento al servicio del público. De hecho, en muchos establecimientos se han puesto mesas con taburetes adosadas a las barras, guardando las distancias, para ganar aforo.

Pero tal vez los negocios más afectados sean las sidrerías. Samuel Trabanco, gerente de Sidra Trabanco, aseguró que “seguramente todo el sector opina lo mismo. Lo primero es la salud, pero con el avance de las vacunaciones y las personas que ya están inmunizadas por haber superado la enfermedad, quizás es hora de empezar a recuperar a las empresas, y la única forma es recuperando la actividad. Se debería de empezar a abrir ya con distancias, como el año pasado, y así en julio, si las cosas siguen bien como hasta ahora, recuperar la normalidad”.

Francisco Ordóñez, del llagar Viuda de Angelón, señaló que a muchas barras se han adosado mesas para poder servir a los clientes. “¿Por qué pueden estar pegados a la barra sentados y no de pie? Lo importante será empezar a avanzar manteniendo la distancia de seguridad. Si la vacunación avanza bien, hay que ir recuperando la actividad y eso se nota. Se debería arrancar ya para en julio tener normalidad”, señala.

El PP de Asturias también reclamó ayer la apertura en julio de las barras, “con las oportunas medidas de seguridad sanitaria o limitación de uso de toda la hostelería, es decir, en bares, restaurantes y ocio nocturno”.

La presidenta del PP en Asturias, Teresa Mallada, mostró ayer su apoyo a la hostelería e instó al jefe del Ejecutivo regional, Adrián Barbón, a prolongar los horarios del ocio nocturno de manera progresiva. Según el principal partido de la oposición, la apertura de estos locales responde a “la presión” ejercida por la patronal del sector y por el PP. Es un “primer paso con el que al menos se está igualando la hostelería nocturna a bares y restaurantes”, pero “es urgente dar el siguiente paso”. Mallada defiende que la hostelería nocturna pueda ampliar sus horarios de cierre por encima del resto de negocios de hostelería para que estos locales puedan mantener su oferta tras las cenas, cuando se acumula la mayor parte del trabajo de este sector. “Lo contrario supondría perder el verano, algo que el sector no se puede permitir”, advirtió Teresa Mallada.

15

Calor en Gijón el último domingo de mayo Juan Plaza

El buen tiempo saca a la gente a la calle: hoy, más calor y alerta por tormentas y lluvias


El sol brilló ayer en Asturias y tanto los ayuntamientos costeros como muchos municipios el interior de la región vivieron ayer el que podría ser el primer domingo de veranillo, con temperaturas que en una parte importante del territorio astur alcanzó los 25 grados e incluso los superó, como el caso de Gijón, donde las playas y paseos se llenaron de usuarios. Las previsiones para hoy han variado respecto a las proyecciones de días anteriores. Las temperaturas subirán, pero si bien por la mañana se espera sol, no se prolongará durante toda la jornada. De hecho, en el suroccidente, la cordillera y los Picos de Europa, Asturias estará en aviso amarillo por lluvias y tormentas junto con Galicia, Cantabria y Castilla y León, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Habrá chubascos por la tarde, más probables en zonas de montaña, donde podrían ser localmente fuertes y con granizo. Temperaturas mínimas sin cambios y máximas en ascenso, acusado en la Cordillera.

Compartir el artículo

stats