Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“De ser en el Oriente, ya estaría hecho”, claman los afectados por el “argayón”

Los empresarios de Salas y Tineo advierten de que se van “a la ruina” ante la lentitud de la obra del desvío para reabrir la carretera nacional

Salas clama contra el tiempo que tardarán en solventar el “argayón”: “Es una brutalidad”

Salas clama contra el tiempo que tardarán en solventar el “argayón”: “Es una brutalidad”

“Si esto hubiera pasado en el Oriente, ya estaría arreglado”. En el Occidente cunde el desánimo entre empresarios (grandes y pequeños) y vecinos, donde están convencidos que esta zona de Asturias se le presta históricamente menos atención que al resto.

No van desencaminados, al menos, en cuando a las comunicaciones. Se cumple ya mes y medio del impresionante “argayón” en las obras de la autovía de La Espina (Salas) –que suma más de una década de retraso en concluirse al completo– que sepultó la carretera nacional entre Casazorrina y Villazón. Desde entonces, por ahí no se puede pasar con todo lo que eso significa: desvíos por carreteras secundarias que implican más tiempo y más riesgo para la conducción, y que en el caso de los empresarios afectados –que no son pocos y muchos con empresas de mediano tamaño– se traduce en más costes, cuando no en pérdidas.

Hay empresarios que entienden de obras y carreteras, y otros que no. Pero unos y otros coinciden en que la construcción del desvío alternativo al argayo, cuya retirada será cuestión de al menos un año, podría estar ya listo a punto.

Los desvíos por el argayo de Casazorrina

Tramo cortado

Zona del

argayo

Cornellana

Salas

N-634

N-634

A-63

La Espina

AS-226

Doriga

Para turismos

Requejo

AS-216

AS-15

Soto de

los Infantes

Lorero

Oviñana

El Crucero

Para vehículos pesados

Tineo

Rodical

AS-15

AS-215

Soto de

la Barca

Bebares

Los desvíos por el argayo de Casazorrina

Tramo cortado

Zona del

argayo

Cornellana

Salas

N-634

N-634

A-63

La Espina

AS-226

Doriga

Para turismos

Requejo

AS-216

AS-15

Soto de

los Infantes

El Crucero

Lorero

Oviñana

Para vehículos pesados

Tineo

Rodical

AS-15

AS-215

Soto de

la Barca

Bebares

Es cuestión de voluntad, más bien”, sostiene José Ramón Iglesias, gerente de Cafés El Globo, una de las varias empresas asentadas en el polígono tinetense de La Curiscada. “Si es verdad que los fondos están aprobados, esta obra se podría solventar más rápido. Si fuera en el Oriente o por el centro asturiano, no tengo dudas de que ya estaría arreglado”, opina Iglesias.

El grave perjuicio a las empresas de la zona es manifiesto y en todos los sectores. En el caso de El Globo, además de elevarse el coste del transporte –“algo con lo que ya contábamos”–, su actividad se ha visto reducida un 70%. “Hacemos mucha labor con clientes en publicidad, captación con visitas a la fábrica, formación, catas... Y ahora se lo piensan en venir hasta aquí. Todo eso lo tenemos al mínimo”.

Un perjuicio que es mayor si se tiene en cuenta el contexto de la pandemia, que suma más de un año. “Esto es una ruina”, zanja el empresario Benjamín Alba, de Alvemaco, empresa del sector del motor y la maquinaria, pero también con un hotel, el Palacio de Merás en Tineo. “Antes el cliente no venía porque estábamos cerrados por el covid, y ahora porque llegar hasta aquí es un largo y dificultoso viaje”, resume Alba.

Tanto este como el gerente de El Globo admiten cierta impotencia, extensible al resto de pequeños y medianos empresarios, así como a los vecinos. El objetivo de los alcaldes de Tineo y Salas –los más afectados– es presionar lo más posible para que el Ministerio de Fomento acabe la obra en un mes; es decir, a principios de julio y tratar de librar el verano. La idea inicial, que originó gran malestar, era tener el desvío de la carretera nacional para septiembre más o menos, al término de la temporada estival.

“Poco vemos que avancen los trabajos. Cada vez veo más difícil que acaben y eso que no tiene pinta de ser difícil”, sostiene Benjamín Alba. Las máquinas trabajaron días atrás en la zona para allanar el terreno, colocar alguna señal... Pero “poco más”, lamentan en Salas y Tineo.

Compartir el artículo

stats