Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Renfe entrega a una sociedad con ACS el tráfico de mercancías de Feve

El comité de empresa de la ferroviaria en Asturias denuncia la operación y sospecha una privatización encubierta

El tráfico de mercancías de ancho métrico (las líneas de la antigua Feve) dejarán de estar en manos de la ferroviaria pública y pasarán a manos de la empresa Constru Rail, una sociedad mixta participada por Renfe en un 49 por ciento y por Continental Rai (del grupo ACS) en un 51 por ciento. Esta importante modificación quedó sellada el pasado 1 de junio y ha ocasionado la queja del comité provincial de empresa de Renfe en Asturias, que considera que se trata de una privatización encubierta y denuncia una operación que, según los trabajadores, pondrá en riesgo empleo público.

Asturias ha sido desde hace tiempo la comunidad que más mercancías traslada por ferrocarril de España: concretamente representa el 20 por ciento, destacando especialmente el tráfico de productos siderúrgicos, tanto en anco métrico (líneas de Feve) como en el ibérico (líneas de Renfe). El dato fue proporcionado ayer por el comité de empresa de Renfe, que rcuerda que España está aún muy lejos de las cifras europeas en lo que se refiere a este tipo de transportes. Mientras que en la UE el 16 por ciento de las mercancías se trasladan en ferrocarril, en España ese porcentaje representa apenas u 3 por ciento, indicaron fuentes del comité de empresa.

El servicio de transporte de mercancías de por ancho métrico tuvo un importante peso en Asturias. Feve llegó a transportar 700.000 toneladas al año de bobinas desde Trasona a Etxebarri (Vizcaya). Se trataba de producción de ArcelorMittal, pero “en los últimos años y con una nefasta gestión” este transporte ha ido descendiendo. Según el comité de empresa, representa en estos momentos menos de 300.000 toneladas al año. “Con esas cifras quieren justificar que es un tráfico completamente insostenible”, denuncia la plantilla.

La sospecha de los trabajadores ferroviarios es que se esté gestando una privatización encubierta del servicio: “Estos procesos de liberalización, se inician con el paulatino deterioro desde la gestión pública, para luego, desde la insostenibilidad económica, poder hacer concesiones a empresas privadas que ya saben de antemano que esos tráficos van a ser rentables”, señala en un comunicado el comité de empresa. En ese marco sitúa la creación de la sociedad mixta Constru Rail.

La plantilla denuncia que “este desmantelamiento de las mercancías de ancho métrico conlleva que todos los trabajadores de esa sociedad, maquinistas, administrativos, etc. pasen a otras sociedades de Renfe principalmente a la de viajeros”. El resultado neto de “este proceso de liberalización y privatización” es la pérdida de “empleo público, de calidad y con derechos” para optar por “un empleo temporal, precario y con peores condiciones laborales y salariales”.

Riesgo en El Berrón

Además, la plantilla denuncia que esta operación conllevará que los talleres que la ferroviaria tiene en El Berrón queden en la cuerda floja. “Todo el material, locomotoras y vagones, que antes realizaba su mantenimiento y reparación en el taller de El Berrón, se transfiere a una empresa totalmente externa a Renfe”, señalan. Por ello, “la gran disminución de la carga de trabajo del taller de El Berrón, pondrá en peligro el mantenimiento del empleo”.

“Sólo desde la gestión pública se puede garantizar un ferrocarril de calidad, cuyos servicios y beneficios redunden en toda la sociedad”, sostiene el comité de empresa, contrario a la liberalización del servicio de mercancías.

Adif adjudica mejoras en la subestación de Villabona

Adif ha aprobado la adjudicación, por importe de 414.933 euros, del proyecto de instalación del segundo grupo de tracción en la subestación de Villabona de Asturias. El contrato, que cuenta con un plazo de ejecución de 12 meses, ha sido adjudicado a la empresa Teléfonos Líneas y Centrales. Según el administrador ferroviario, esta inversión es necesaria para garantizar la fiabilidad de la instalación y asegurar el tráfico ferroviario. La actuación consiste en la instalación de un segundo grupo de tracción en esta subestación, que permita aumentar la potencia disponible y la fiabilidad de la misma, y dotarla de la posibilidad de independizar la alimentación eléctrica a los tramos de catenaria que energiza. Esta inversión forma parte del Plan Global de Cercanías de Asturias (2017-2022).

Compartir el artículo

stats