Un vecino de Colombres fue detenido en la mañana de ayer por agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón como presunto autor del incendio que destruyó dos coches y causó daños a un tercero en la madrugada de este domingo, en la calle Francisco Sánchez Noriega, número 9, en la localidad ribadedense.

El hombre, que quedó en libertad a la espera de que sea convocado por el Juzgado, está investigado por tres delitos de daños. De mediana edad, no explicó los motivos por los que causó el fuego desatando el pánico.

El incendio se produjo a las cinco y media de la madrugada de este domingo. Dos de los vehículos, los que quedaron completamente calcinados, pertenecen a una joven que dijo residir en Colombres desde hace seis años y que desconocía quién podría haber causado el siniestro. El fuego provocó una gran conmoción entre los vecinos, que se despertaron al escuchar las explosiones ocasionadas al arder el combustible de los vehículos. Temieron incluso que las llamas, que alcanzaron considerable altura, se extendiesen a las viviendas cercanas, y de hecho afectaron a alguna fachada, al tiempo que ennegrecieron el pavimento.

El miedo se había instalado entre los vecinos, motivo por el que la Guardia Civil actuó con gran rapidez para esclarecer este grave incidente. El causante del incendio se enfrenta a una pena de multa de entre 6 a 24 meses. Si se considera que es un delito grave –el fuego pudo causar lesiones a las personas–, podrían reclamársele pena de prisión de 1 a 3 años y multa de 12 a 24 meses.